Cosas que suceden en Canadá y lo hacen uno de los mejores países del mundo

Imagen de mitziarlene
mitziarlene 17/11/2017 0 visitas

Canadá es un país soberano de América del Norte cuya forma de gobierno es la monarquía parlamentaria federal. Su territorio está organizado en 10 provincias y 3 territorios, su capital es la ciudad de Ottawa y la ciudad más poblada es Toronto, además, tiene a uno de los mandatarios más atractivos del mundo que sin duda ha sabido cómo robar la atención del mundo entero no solo para admirar su físico, sino también por todas las acciones positivas que está aplicando en su nación.

Sin duda, desde que Justin Trudeau está como primer ministro de Canadá, todo el mundo ha volteado a ver a este país y todo lo que Trudeau está haciendo para mejorarlo, además de mostrar su apoyo a otros países del mundo en diferentes situaciones. Cuando antes, Canadá tal vez no daba noticia de mucho, ahora se ha convertido en constante pero de buenas noticias sobre cómo Justin Trudeau está llevando el país pero hay también otras características de esta nación que la hacen una de las mejores del mundo.

1. Su primer ministro.

Su primer ministro.

Crédito: Harper's Bazaar.

Además de desempeñar bien su puesto y de ser muy atractivo, Trudeau siempre lleva calcetines con diseños muy divertidos, cosa que ni Peña Nieto podría hacer con estilo.

2. Los pasaportes.

Los pasaportes.
¿Para qué tener un pasaporte común y corriente? Los pasaportes canadienses brillan en la oscuridad, pero además de bonitos tiene su propósito; todo para evitar que sean falsificados con esta nueva tecnología.

3. Dinero brillante.

Dinero brillante.

Crédito: Noti Nerd.

También sus monedas brillan en la oscuridad, mientras que nosotros solo tenemos billetes de plástico.

4. La gentileza canadiense.

La gentileza canadiense.

Crédito: Twitter.

Cuando en otras partes del mundo es a veces difícil obtener una disculpa cuando alguien te pisa, te empuja o te ofende, en Canadá la gentileza rebosa por todas partes y no importa lo mínimo que sea, un canadiense siempre se va a disculpar primero.