Casos verdaderamente extremos e insólitos que han transmitido en "Mi Extraña Obsesión"

Publicidad

Las obsesiones son un tipo de conducta o preocupación irracional que aquellos que lo padecen suelen tener dificultades por deshacerse de el. Este tipo de pensamiento, tendencia o comportamiento llega a ser algo que suele definir la vida de estas personas, pues su naturaleza compulsiva suele en varios casos en que estas se vuelven crónicas, elevándolas a un estado de neurosis que perturba por completo el estilo de vida regular de estos individuos.

Si conoces a alguien que llega a tener algún tipo de trastorno obsesivo-compulsivo, seguro en ocasiones los has visto realizar pequeños rituales que parecen no tener sentido alguno para ti, como encender y apagar las luces un cierto número de veces, lavarse las manos en repetidas ocasiones o alguna acción parecida, y es que para ellos el no realizar dichas acciones les provoca una angustia inmensa con la que no pueden enfrentarse.

Desde el 2010 el programa de "Mi Extraña Obsesión" ha estado transmitiendo por televisión algunos de los casos más extremos de obsesivos que han sorprendido a millones de personas alrededor del mundo, y los siguientes son algunos de los casos más extraños que han presentado en el programa. Comparado a esto, seguramente tus obsesiones son mínimas e inofensivas

Publicidad

1. Ingerir cenizas.

Ingerir cenizas.

Crédito: The Richest.

Cassie es una viuda que no puede dejar de comer las cenizas de su difunto esposo, de hecho es el primer caso de mi extraña obsesión que terminó en un hospital psiquiátrico con vigilancia las 24 horas del día.

2. Obsesión vampírica.

Obsesión vampírica.

Crédito: Imgur.

Michelle, una mujer que bebe sangre, empezó con su obsesión cuando era adolescente,y no parece querer dejarlo pues lleva más de 10 años haciendo esto, incluso bajo el riesgo de contraer alguna enfermedad.

3. Juguetes inflables.

Juguetes inflables.

Crédito: The Richest.

Mark es un hombre que comenzó a tener relaciones amorosas con juguetes inflables, a lo cual su terapeuta se opuso porque este tipo de aislamiento (porque no sale con personas reales) puede llevar a la depresión, abuso de substancias e incluso el suicidio, así que Mark acordó empezar a salir con gente real.

4. Caso del titiritero.

Caso del titiritero.

Crédito: The Richest.

April es una chica que no puede salir de casa sin un muñeco de ventrilocuismo, lo cual le ha costado mucho, cómo poner fin a muchas relaciones reales.

5. Comiendo vidrio.

Comiendo vidrio.

Crédito: Imgur.

Josh comenzó a comer vidrio hace varios años, pero al darse cuenta que esto podía perforar sus intestinos y causarle la muerte dejó de hacerlo.

6. Uñas largas.

Uñas largas.

Crédito: The Richest.

Ayanna es una adicta a las uñas largas, acumulando más de 158 pulgadas de uñas entre todos sus dedos, y parece que el largo de sus uñas sólo aumentará pues ha rehusado cortarse las uñas por completo.

7. Ingiriendo barniz.

Ingiriendo barniz.

Crédito: Imgur.

Bertha bebía hasta 5 botellas de barniz de uñas a diario, pero su doctor le ayudó a entender la causa de esta adicción: un abuso sexual que sufrió a los 12 años, por lo cual comenzó a ver a un terapeuta para encontrar nuevas maneras de sentirse mejor.

8. Un baño peculiar y peligroso.

Un baño peculiar y peligroso.

Crédito: Uproxx.

Gloria es una adicta a bañarse en cloro, solo porque le gusta la sensación que le da, algo que es en verdad riesgoso.

9. Adicción a las piedras.

Adicción a las piedras.

Crédito: Uproxx.

Teresa es adicta a comer piedras, y la verdad no sabemos cual es la razón, pero definitivamente no es saludable.

10. Caso de Rapunzel.

Caso de Rapunzel.

Crédito: Imgur.

Asha es una mujer con una cabellera de 21 pies de largo, lo cual afecta su espalda y le provoca dolores de cabeza. Aun así se rehúsa cortarse el pelo.

Publicidad

¿Qué te pareció?