Personas que quedaron atrapadas en lugares realmente embarazosos

Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 06/10/2017 0 visitas

Meterse en problemas es algo que a todo el mundo le puede pasar, pues no todo el mundo sabe cómo reaccionar a todas las situaciones que van ocurriendo en el acontecer del día a día. Además de eso, en ocasiones tenemos ideas que en un principio pueden parecernos buenas o graciosas, pero que al final llegan solo a ser vergonzosas y embarazosas, por decir lo menos.

Unos de esos tipos de malas ideas es meterse en un lugar muy reducido, hacer algo gracioso con un objeto que se pueda atascar, o tratar de realizar una hazaña inusual con un artefacto del que no podemos asegurarnos que vaya a funcionar a la perfección, algo que seguramente puede dejar atascados y en situaciones embarazosas a sus protagonistas.

Los motivos detrás de estos pueden ser varios, desde una tarde de copas (y posiblemente algo más, dependiendo de lo descabellado que resulte el lugar u objeto con el que se llegan a atorar), unas malas intenciones o simplemente, un tonto juego que se sale de control. Los siguientes son algunos de los casos más embarazosos de gente que se ha llegado a atascar en alguno de estos tipos de lugares a los cuales no deberían nunca haber tratado de entrar.

1. Atrapado en el inodoro

Atrapado en el inodoro

Este hombre quedó atrapado en un inodoro portatil en Claremont, Ciudad del Cabo en mayo del 2013 y las autoridades tardaron más de 40 minutos en liberarlo.

2. El hombre señal de tráfico

El hombre señal de tráfico

Un bromista quiso "animar una tarde aburrida" y se introdujo en una baliza de tráfico, pero quedó atascado. El hombre vago sin rumbo durante varias horas chocando con los peatones hasta que alguien se dio cuenta de que estaba atrapado y llamó a emergencias.

3. Un torpe ladrón

Un torpe ladrón

Jeffery Mumani, el ladrón que aparece en la foto, intento entrar a robar una farmacia a través del conducto de ventilación, pero quedó atrapado por más de diez horas hasta que lo rescataron (y arrestaron).

4. Una fuga fallida

Una fuga fallida

Esto ocurrió en la cárcel de Goiás en Brasil, donde varios presos arrancaron un tubo de metal de la ducha y abrieron un agujero en la pared para fugarse. El primer fugitivo logró escapar pues era más delgado que el segundo que trato de salir, quien quedó atascado por la cintura.