Estos han sido considerados los asesinos seriales más crueles y despiadados de la historia

Nunca podremos llegar a comprender lo que pasaba por sus mentes al cometer estos crímenes.
Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 06/07/2015 0 visitas

Un asesino serial es definido como alguien que asesina 3 o más personas en un largo lapso de tiempo. La gran mayoría suelen ser varones y poseen una semejanza a la cordura, lo que significa que de vista parecen ciudadanos comunes.

Es obvio que la mente de los asesinos seriales trabaja de una manera diferente a la de las personas normales, sus pensamientos siniestros los conducen a hacer las cosas que hacen y las cosas que imaginan puede poner los pelos de punta a cualquier persona. Algunos asesinos se describen como unos demonios mientras que otros se llaman a sí mismos, salvadores.

Para ellos sus justificaciones sobre las atrocidades que han cometido, son más que normales y para ellos todas las razones que han dado son válidas a pesar de que ya han sido condenados a pasar toda una vida en prisión, no obstante, han hablado sin recato o vergüenza alguna sobre sus crímenes y sus historias son de lo más escalofriante, cruel y despiadado que alguna vez escucharás.

Sin embargo, debajo de esa mascarada los asesinos seriales son sociópatas que carecen de la capacidad de empatizar con el sufrimiento de sus víctimas. Los siguientes son los más aterradores asesinos seriales que han sido capturados.

1. John Wayne Gacy.

John Wayne Gacy.

Crédito: Rincón Abstracto.

También conocido como "El Payaso Asesino", Gacy fue encerrado por primera vez en 1968 y sentenciado a 10 años en prisión por asaltar sexualmente a dos adolescentes, pero gracias a su ejemplar comportamiento como preso, fue puesto en libertad condicional a solo 18 meses de su captura.

 

 

Tras ser liberado de prisión, Gacy se volvió un jovial y muy popular miembro de la sociedad. Disfrutaba de disfrazarse de el payaso "Pogo" y se ofrecía a participar en fiestas infantiles, desfiles y otras reuniones de la comunidad. Era un hombre de negocios respetado y querido por sus vecinos.

 

En el tiempo de su liberación y su próxima captura por sospechas de secuestro, Gacy había asesinado a 33 varones jóvenes. Había enterrado la mayoría de los cuerpos en gran parte de la extensión de su propiedad y cuando este espacio dejó de ser suficiente, arrojaba los cuerpos a un río cercano. Tras ser arrestado la policía encontró varios huesos en su sótano, por lo que Gacy realizó una confesión y fue ejecutado en 1994.

2. Jeffrey Dahmer.

Jeffrey Dahmer.

Crédito: Rincón Abstracto.

A lo largo de 13 años Dahmer asesinó a 17 hombres y niños, pero lo peor es que sus asesinatos implicaban violaciones, desmembramientos, necrofilia y canibalismo. A pesar de que varias de sus víctimas lograron escapar no se le capturó hasta que una víctima corrió hacia la calle y le dio aviso a la policía. Una vez dentro de su apartamento, la policía realizó varios descubrimientos perturbadores; Dahmer estaba tratando de crear un esclavo sexual sin sentido, perforando en el cráneo de sus víctimas todavía vivas. Cuando morían, Dahmer realizaría grotescos actos en los cuerpos, incluyendo actos sexuales y en algunas ocasiones, devoraba pedazos de estos.

 

 

Dahmer fue eventualmente capturado y el 28 de Noviembre de 1994 fue golpeado a muerte por otro preso en el Instituto Correccional de Columbia.

3. Ted Bundy.

Ted Bundy.

Crédito: Rincón Abstracto.

Entre los años 1974 y 1978 Ted Bundy raptó y asesinó a 30 jóvenes mujeres. Aunque los expertos opinan que posiblemente sea responsable de la desaparición y muerte de 40 más que pudo no haber confesado. Para atraer a sus víctimas, Ted Bundy fingía estar discapacitado o ser una figura de autoridad. En otras ocasiones simplemente irrumpía en los hogares de sus víctimas y las apaleaba hasta la muerte mientras dormían. Tras matarlas, el violaba, torturaba y desmembraba los cuerpos, a menudo conservando "recuerdos" (como sus cabezas) en su apartamento por meses.

 

 

Tras una espectacular persecución policial, Bundy fue finalmente arrestado y entregado a la justicia en 1979 y fue ejecutado en la silla eléctrica en Enero de 1989.

4. Gary Ridgway.

Gary Ridgway.

Crédito: Rincón Abstracto.

Conocido como "El Asesino del Río Verde", Ridgway estranguló al menos a 71 mujeres en el estado de Washington entre los 80's y los 90's. Sus 5 primera víctimas fueron descubiertas en el Río Verde, lo que le valió su apodo. Fue finalmente arrestado cuando una prueba de ADN lo ligó a la desaparición de varias mujeres, y tomó un acuerdo fiscal para evitar la pena capital. A cambio, Ridgway accedió a revelar la ubicación de los cuerpos de todas sus víctimas.

 

 

Ridgway recogía a prostitutas y fugitivas, se ganaba su confianza enseñándoles una foto de su hijo y después las estrangulaba con sus propias manos o con ligaduras. A menudo regresaba a los cuerpos para tener sexo o los acomodaba en diferentes posiciones. A pesar de contar con un IQ de solo 82, Ridgway evitó ser capturado por más de una década.