Personas que improvisaron de forma muy ingeniosa para reparar sus cosas

Personas que improvisaron de forma muy ingeniosa para reparar sus cosas

Cuando en nuestra casa algo llega a tener una avería, siempre tenemos que verificar la gravedad de los daños, para poder llevar a cabo las debidas soluciones y reparaciones más adecuadas según sea el caso. Cuando se trata de un daño pequeño, una sencilla reparación casera es más que suficiente para arreglarlo, pero si este necesita de mayores habilidades y conocimientos relacionados con la reparación siempre resulta mucho más conveniente llamar a los expertos.

Arreglar alguna falla tanto en el hogar, la oficina o en tu automóvil es algo que realmente solo sueles realizar en algún tipo de emergencia para evitar una crisis inmediata. Principalmente este tipo de reparaciones son algo que haces temporalmente, y a pesar de que en ocasiones dicha reparación temporal resalta a la vista, solo está realizada para que sirva de manera básica hasta que llames a los profesionales.

Pero también existe gente que cree que realizar una reparación es un trabajo sencillo, y toma vías alternativas para hacerlo, terminando con un trabajo apenas funcional y muy nefasto como para no sorprenderse al verlo. Eso si, estos ejemplos seguramente salvaron a más de uno de sus creadores de una "crisis" inmediata.

1. Haciendo un "downgrade".

Haciendo un "downgrade".

Crédito: Taringa!

Ya no gira, pero al menos vuelve a funcionar como una silla normal.

2. Salvando la tarea.

Salvando la tarea.

Crédito: Taringa!

No importa lo mal que se ve, este tipo salvó su exposición.

3. Temerario.

Temerario.

Crédito: Taringa!

Porque la seguridad vial es uno de esos detalles sin importancia ¿cierto?

4. Compromiso a la clase.

Compromiso a la clase.

Crédito: Taringa!

Lo importante es que se pueden exponer los temas y los libros sirven de algo.