Cosas que entenderás a la perfección si no te gusta nunca salir de fiesta

La fiesta loca, aunque puede ser atractiva para muchos, no es del agrado de todos.
Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 06/08/2015 0 visitas

Echar fiesta, aventar pachangón, salir de juerga, irse de parranda; muchas de estas frases dejan muy en claro tu intención de salir a festejar, aunque cuando se trata de salir de antro suele ser una actividad que no a todos les llega a gustar. El concepto de tomar bebidas embriagantes a altos precios en lugares atestados de desconocidos en un ambiente ruidoso es algo que no a todos les gusta.

En especial si eres introvertido o ya estás entrado en años, es probable que este tipo de reventones, fiestas y salidas no te agraden en lo más mínimo porque el ruido, la gente, el olor a alcohol, sudor y otros aromas de humanidad, definitivamente no son para nada agradables. Pero hay ocasiones en que te arrastran a las fiestas aunque no te gusten, hay algunas situaciones por las que seguramente has pasado mientras sufres estas salidas de reventón con tus amigos, solo por darles el gusto de vez en cuando pero sufriendo cada momento de una salida desafortunada al antro

Si tu eres una de esas personas, estas son algunas de las razones que seguramente detestas de ir a estos lugares de fiesta, reventón, ruido, baile alocado y relajo hasta la madrugada.

1. SILENCIO.

SILENCIO.

Crédito: Giphy.

El ambiente siempre es muy ruidoso como para escuchar lo que tus amigos dicen. Entablar una conversación en estos lugares es casi imposible.

2. Sin sillas.

Sin sillas.

Crédito: Giphy.

Tienes que estar de pie gran parte del tiempo, o todo el tiempo si las pocas mesas ya están ocupadas.

3. Desvelo.

Desvelo.

Crédito: Giphy.

Todo sucede a altas horas de la noche. La mayoría de estos lugares abre hasta las 10 de la noche, y por lo general la mejor hora suele ser alrededor de la media noche. Y los mejores lugares no tienen buen ambiente hasta bien pasadas las 2 am, hora en la que la mayoría de la gente cuerda se encuentra durmiendo.

4. Sin comida.

Sin comida.

Crédito: Giphy.

Nunca hay comida. Y si la hay en la mayoría de los lugares suele ser muy cara y generalmente su sabor no justifica su precio.