Productos que se vendían en la década de los 70 para consumidores de cocaína

Parece increíble que este tipo de artefactos fuera publicados en revistas accesibles para todo público.
Imagen de liliana.romero
liliana.romero 07/10/2015 0 visitas

Los anuncios mostrados a continuación son reales y fueron descubiertos y recopilados por David Wilfert de Los Ängeles, el trabaja dentro de una revista que se encarga de ver el peso de las adicciones en la publicidad y en el mundo del entretenimiento.

En los 70s existía una gran libertad y ya se había pasado por la época de los 60 en la que la marihuana había creado toda una revolución entre los jóvenes, al parecer a nadie le importaba que estas se promocionaran o que hubiera publicidad sobre ello. Sin embargo, en 1971 fue cuando Nixon declaró que las drogas estaban causando demasiados problemas en Estado Unidos y se declaró en guerra, lo cual implicaba que nada podía publicitarse ni consumirse.

No obstante, la población e incluso un gran número de revistas hicieron caso omiso y seguían publicándose en revistas y televisión diferentes anuncios muy obvios sobre el consumo de cocaína para diferentes niveles sociales.

Head, Rush, Flash, Stoned Age, Hi-Life y High Times son tan solo algunas de las revistas que publicaban constantemente titulares que hacían referencia a la cocaína. Con el paso del tiempo y al llegar a los 80 esto disminuyó, pero aún así es increíble ver tan solo algunas de estas publicidades y pensar que era algo normal o legal.

1. Accesorio de madera para guardarla.

Accesorio de madera para guardarla.

Crédito: Infobae.

Con la promesa de mantenerla siempre fresca.

2. Nieve, no agua nieve (accesorio para que no se humedezca).

Nieve, no agua nieve (accesorio para que no se humedezca).

Crédito: Infobae.

Un contenedor para guardarla y evitar que se humedeciera.

3. Diseños de contenedores y accesorios para separar una porción.

Diseños de contenedores y accesorios para separar una porción.

Crédito: Infobae.

Todo el kit necesario para prepararla y consumirla.

4. Malos consejos.

Malos consejos.

Crédito: Infobae.

¿O qué tal un tutorial para los principiantes?