21 Experiencias que darán mucho placer a todos los obsesivos de la limpieza

Publicidad

Todos disfrutamos estar en un lugar limpio y que huela bien, acostarnos en una cama con sábanas recién lavadas y almohadas que sean como nubes. Sin embargo tener una casa limpia requiere de mucha dedicación y de mucha paciencia pues no es algo que a todos nos guste hacer.

Lavar la ropa, lavar los trastes sucios, barrer, trapear, limpiar las ventanas y asegurarnos de que nuestra regadera no esté llena de pelos son labores del día a día que muchos detestamos.

Por otro lado están nuestros amigos los obsesivos, quienes no pueden permitir que nada este fuera de su lugar o que tenga polvo encima, los que constantemente te están pidiendo que levantes los pies porque se aproxima el trapeador o la escoba.

Para ellos ver un lugar limpio es un sinónimo contante de tranquilidad y de una energía limpia.

Es para ellos que traemos esta recopilación de lugares que sufrieron un cambio para su beneficio o que simplemente están tan limpios que merece la pena verlos.

¿A qué lado perteneces tú? ¿Al de los obsesivos? ¿O al de los que no se mueren por tener la ropa en el suelo?

COMPARTE

Publicidad

3. Cuando tu espejo está tan limpio que parece que hay alguien idéntico a ti

Cuando tu espejo está tan limpio que parece que hay alguien idéntico a ti

4. Cuando logras que tu cocina se vea impecable

Cuando logras que tu cocina se vea impecable

7. Cuando logras quitar todos los pelos de tu mascota de la alfombra

Cuando logras quitar todos los pelos de tu mascota de la alfombra

18. Cuando pones a secar la ropa en la sala y toda tu casa huele a ropa limpia

Cuando pones a secar la ropa en la sala y toda tu casa huele a ropa limpia

19. Cuando por fin ves tu cama bien acomodada con sábanas, colchas y almohadas recién lavadas y todo huele delicioso

Cuando por fin ves tu cama bien acomodada con sábanas, colchas y almohadas recién lavadas y todo huele delicioso

20. Tener toda tu ropa limpia, ordenada y el cesto de la ropa sucia vacío

Tener toda tu ropa limpia, ordenada y el cesto de la ropa sucia vacío

21. Cuando puedes sentarte a descansar después de lograr tu objetivo

Cuando puedes sentarte a descansar después de lograr tu objetivo
Publicidad

¿Qué te pareció?