15 curiosos datos que seguramente desconocías. ¡No me imaginaba el de Godzilla!

Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 22/06/2016 0 visitas

El mundo esconde muchas cosas fascinantes, tanto en la naturaleza, como en la sociedad y el comportamiento humano, como en la misma historia. Incluso nuestras propias vidas están, en más ocasiones de las que nosotros nos percatamos, rodeadas por gran cantidad de eventos extraños y situaciones inusuales que suelen pasar desapercibidas a nuestros ojos por el acelerado ritmo de vida en el que vivimos y que suele hacernos perder de vista las cosas que pasan alrededor de nuestro entorno por mantenernos preocupados por nuestros problemas cotidianos.

Pero cuando nos percatamos de estas situaciones curiosas e inusuales, siempre queremos compartirlos con alguno de nuestros amigos o conocidos, y cualquier momento puede resultar bueno para hacerlo; desde las pláticas de sobremesa, los descansos y tiempos muertos en la escuela o el trabajo, y sobre todo, las reuniones sociales y fiestas son excelentes momentos para compartir y hablar de dichas curiosidades, lo que nos lleva a tratar de hablar de este tipo de información en general, desde la manera anecdótica a las curiosidades históricas, entre muchas otras.

Los siguientes datos curiosos seguramente impresionará a tus compañeros y amigos cuando compartas con ellos la información de estos curiosos datos que sin duda alguna también te sorprenderán a ti al leerlos.

1. Del rodaje de "Conan el Bárbaro"

Del rodaje de "Conan el Bárbaro"

Arnold tuvo que dejar de hacer ejercicios durante el rodaje de esta película, ya que sus bíceps eran tan grandes, que no podía agarrar correctamente una espada.

2. Curiosidad arácnida

Curiosidad arácnida

Algunas arañas se comen su propia telaraña para recuperar proteínas y seguir tejiendo.

3. Confusión animal

Confusión animal

Si la temperatura de una serpiente se eleva demasiado, puede confundir su cola con una presa y tratar de comerse a sí mismas.

4. Crimen casi perfecto

Crimen casi perfecto

En 1948 un japonés llamado Sakamichi Hirasawa robó un banco haciéndose pasar por un doctor vacunando con cianuro a 16 funcionarios del banco.