22 nostálgicas imágenes que emocionará a quienes tuvieron fiestas infantiles en los 1980s y 1990s. ¡Genial!

Publicidad

Si tienes más de veinte años cumplidos y todavía recuerdas aquellas estupendas fiestas infantiles que viviste en los 1980s y 1990s (dependiendo de cuántos años arriba de 20 tengas), seguro te habrás percatado que estas celebraciones han cambiado mucho a cómo se celebraban en aquellos lejanos ayeres, y sabes que los niños de  hoy en día no podrán experimentar jamás la dicha y emoción de antes de celebrar su cumpleaños, pues ahora las fiestas infantiles llegan a ser más sofisticadas.

La emoción por las cosas simples es algo que ahora menos niños conocen, pues en la actualidad los padres tratan de hacer de la fiesta de cumpleaños en un gran evento y buscan rentar un lugar con grandes áreas de juegos, contratan un show de entretenimiento, animadores, payasos o magos que requieren de un tiempo de atención de los niños, el cual pueden preferir aprovechar en sus propios juegos.

Si tu viviste esas ya lejanas épocas y disfrutaste de las fiestas infantiles, las fotografías dentro de esta galería te darán un gran ataque de nostalgia que te hará añorar esos estupendos y mágicos años de la infancia.

Publicidad

1. La sensación de festejar siempre era increíble.

La sensación de festejar siempre era increíble.

2. Desde ver la decoración ya surgía en tí la emoción.

Desde ver la decoración ya surgía en tí la emoción.

3. El decorado de los pasteles era algo que no te importaba.

El decorado de los pasteles era algo que no te importaba.

4. Sabías que eras de los privilegiados si veías estas mesitas.

Sabías que eras de los privilegiados si veías estas mesitas.

5. Los pasteles con tu personaje favorito eran en detalle de lo más genial.

Los pasteles con tu personaje favorito eran en detalle de lo más genial.

6. Si te festejaban fuera de casa, seguro disfrutaste jugar en una alberca de pelotas.

Si te festejaban fuera de casa, seguro disfrutaste jugar en una alberca de pelotas.

7. Romper la piñata era una de las actividades más importantes de una fiesta infantil.

Romper la piñata era una de las actividades más importantes de una fiesta infantil.

8. Los más chiquitos lloraban si veían que golpeaban a su personaje favorito.

Los más chiquitos lloraban si veían que golpeaban a su personaje favorito.

9. Los típicos gorritos les dejaban a todos la marca de la liga en el cuello.

Los típicos gorritos les dejaban a todos la marca de la liga en el cuello.

10. Por este tipo de expresiones te das cuenta que son de las mejores fiestas que has vivido en tu vida.

Por este tipo de expresiones te das cuenta que son de las mejores fiestas que has vivido en tu vida.

11. Los colores brillantes adornaban el lugar del festejo.

Los colores brillantes adornaban el lugar del festejo.

12. En las fotos siempre identificabas quien era el culpable de embarrarte en el pastel.

En las fotos siempre identificabas quien era el culpable de embarrarte en el pastel.

13. Y también siempre había alguien que arruinaba las fotos.

Y también siempre había alguien que arruinaba las fotos.

14. La recarga de energía entre los juegos eran estos lonchecitos (o sandwiches, hartos sandwiches).

La recarga de energía entre los juegos eran estos lonchecitos (o sandwiches, hartos sandwiches).

15. El bolo te podía durar semanas si administrabas bien sus dulces.

El bolo te podía durar semanas si administrabas bien sus dulces.

16. Si eras el cumpleañero, tenías el privilegio de usar la corona correspondiente.

Si eras el cumpleañero, tenías el privilegio de usar la corona correspondiente.

18. Y cuando las revelabas, muchas de ellas salían así.

Y cuando las revelabas, muchas de ellas salían así.

19. Siempre te prometían que ya no te iban a embarrar al pastel, y siempre caías en la trampa.

Siempre te prometían que ya no te iban a embarrar al pastel, y siempre caías en la trampa.

20. Así eran las típicas invitaciones de las fiestas infantiles.

Así eran las típicas invitaciones de las fiestas infantiles.

21. Y no te importaba celebrar en casa, también te divertías a lo grande.

Y no te importaba celebrar en casa, también te divertías a lo grande.

22. Y nunca podía faltar la foto familiar.

Y nunca podía faltar la foto familiar.
Publicidad

¿Qué te pareció?