Por 2 años este esposo plantó miles de flores para que su esposa ciega las pueda oler. ¡Impresionante!

Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 18/02/2016 0 visitas

La historia del señor y la señora Kuroki, dos japoneses que trabajan en la producción de leche, está viajando a lo largo y ancho de internet y las redes sociales, pues esta ha conmovido el corazón de miles de personas en todo el mundo. Esta pareja de granjeros llevaban una vida tranquila y feliz en su hogar, hasta que la señora Kuroki terminó perdiendo la vista y quedando completamente ciega como resultado de las complicaciones por la diabetes.

Debido a esto, la señora empezó a dejar de salir de casa, sumiéndose en una fuerte depresión. Su marido el señor Kuroki no quería que el resto de la vida de su esposa fuera así de deprimente, pero pese a varios intentos el señor Kuroki no encontraba la manera de hacerla salir de su hogar, hasta que una brillante idea llegó a el. Con mucho esfuerzo, el fiel esposo se enfocó arduamente en crear un magnífico jardín de flores aromáticas, transformando su casa en un oasis floral para que su esposa pudiera disfrutar de su aroma.

Tras dos años de duro trabajo y miles de flores más tarde, su esposa ahora puede disfrutar del olor y la textura de un estupendo e inmenso jardín, y ahora sale y pasea todos los días en el. La finca está abierta al público para todo aquél que desee visitarlos. Sin lugar a dudas, una historia de amor ejemplar.

1. La señora Kuroki

La señora Kuroki
La señora Kuroki no puede ver, pero disfruta de pasear fuera de su casa.

2. Historia de la pareja

Historia de la pareja
La pareja se mudó a esta granja al poco tiempo de contraer matrimonio.

3. Repentinos problemas

Repentinos problemas
Criaron a dos hijos y llevaban una vida feliz hasta que surgió un problema con la vista de la señora Kuroki.

4. Problemas de salud

Problemas de salud
Tras unas complicaciones de salud relacionadas a la diabetes, la señora perdió completamente la vista.