Curiosas fotografías de la historia y proceso de cómo se fabrica el espagueti

Ni te imaginas cómo es que se hace esta pasta tan popular.
Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 09/12/2016 0 visitas

La pasta es la más famosa y representativa comida de la cocina Italiana, y sus primeros registros nos llevan a la Sicilia del siglo 12, solo un par de siglos después de que los invasores Árabes introdujeron a estas regiones un alimento parecido al espagueti.

La preparación de la pasta fresca es realizada con harina de grano duro, huevo y agua como ingredientes básicos para la masa, y en su elaboración más artesanal esta se estira con un rodillo al grosor deseado para después ser cortado con un cuchillo en finas hebras, cuyo tamaño varía de entre los 25 y 50 centímetros.

La masa de pasta blanda y maleable llega a ser moldeada en una gran variedad de formas, desde las simples tiras y hojas para el espagueti y la lasaña, hasta en forma de conchas marinas, ruedas de carro y corbatas en moño.

Por supuesto que en la actualidad se cuentan con máquinas para hacer la pasta que simplifica el proceso y permite realizar cortes y formas mucho más uniformes, lo que le ha permitido a la industria de la pasta crecer de gran forma, pero darle una mirada a las siguientes fotografías de la forma artesanal utilizada en el siglo XX resulta realmente fascinante.

1. Hombres trabajando en una fábrica de pasta.

Hombres trabajando en una fábrica de pasta.

Crédito: Mashable.

¿Ves? Eso colgado de ahí son los espaguetis.

2. Una trabajadora rusa manejando las hebras de pasta.

Una trabajadora rusa manejando las hebras de pasta.

Crédito: Mashable.

Todo era 100% artesanal.

3. Dos chicos cargan hebras de pasta al patio de la fábrica para secar.

Dos chicos cargan hebras de pasta al patio de la fábrica para secar.

Crédito: Mashable.

Sí, la pasta tenía que secar en su proceso.

4. Miles de hebras de pasta puestas a secar en una fábrica de Nápoles, Italia, 1925.

Miles de hebras de pasta puestas a secar en una fábrica de Nápoles, Italia, 1925.

Crédito: Mashable.

Exactamente, se tendían para secarse.