Ironías y estadísticas de la vida diaria ilustradas con gráficas

Seguramente te sentirás identificado con estos datos.
Imagen de vcont
vcont 06/06/2017 0 visitas

La vida es una broma que se gasta de a poco día a día. Los seres humanos comunes lo sabemos, y también, lo saben científicos y analistas que pueden demostrarnos que las ironías de nuestra existencia se pueden medir con el fin demostrar, con datos duros, que quien sea (o lo que sea) que ha creado el mundo, tiene buen humor. Aunque, bueno, quizá no tan bueno como el de nosotros, que creamos nuestros propios hábitos extraños y luego nos sorprendemos con ellos.

El proyecto Truth Facts.com, creado por los diseñadores gráficos Mikael Wulff, Anders Morgenthaler y Morten E. Wulff, han producido un centenar de gráficas hilarantes que muestran esos hábitos y comportamientos raros e irónicos que las generaciones marcadas por la informática han desarrollado a lo largo de las últimas dos décadas (las primeras del siglo XXI). Lo que más llama la atención es que los datos mostrados en la gráficas de Truth Facts no son más que la pura realidad.

Estas gráficas representan muchas de esas situaciones que todos hemos vivido como adultos, muchas de las situaciones cotidianas que se nos cruzan y que aunque son a veces un poco amargos o desagradables, estas gráficas las hacen ver como situaciones algo graciosas.

1. Preocupaciones diarias.

Preocupaciones diarias.

Crédito: Square Space.

Aunque parece chiste, esta imagen muestra la proporción real de personas que entran en pánico ante la idea una batería muerta antes que a la de riesgo de contaminación biológica, lo cual para la mayoría, suena a plot de mala película de Hollywood.

2. ¿Quién dijo poco?

¿Quién dijo poco?

Crédito: Tumblr.

Las personas que se casan para tener una vida sexual mucho más activa realmente están tomando una mala decisión.

3. El perfil de tus necesidades.

El perfil de tus necesidades.

Crédito: Square Space.

Los cálculos de probabilidad no dicen mentiras. Que la elevada cifra de ironía resulte decepcionante, es otro asunto.

4. No digas que no.

No digas que no.

Crédito: Tumblr.

Si alguna vez deseaste presionar UNDO para borrar tu última metida de pata, no te sientas mal, que la mayoría hubiera querido tener a la mano el teclado completo.