Graciosas bromas que demuestran porque vivir con un roomie no es nada aburrido

Vivir con roomies puede ser una gran experiencia además de ser muy divertido si decides hacerle alguna de estas bromas
Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 04/08/2017 0 visitas

En la actualidad la práctica de buscar a un compañero de cuarto, también conocido como roomie, es algo que resulta ser mucho más común hoy en día que incluso hace una década, y es que en la actualidad conseguir un hogar para volverte completamente independiente es algo que resulta más difícil de realizar gracias a que la situación económica global no resulta tan favorecedora como hace algunos años.

Si a esto le sumamos que hoy en día nuestra sociedad llega a crear ciertas expectativas bastante demandantes en lo que concierne al consumismo desmedido como una forma de vida muy marcada en la actualidad, tener una vivienda propia resulta ser un sueño muy lejano para un gran grueso de la población. Y es que hoy en día muchas personas se dejan engañar por la falsa sensación de logro al obtener objetos materiales, dejando de lado metas la importancia de metas mucho más importantes, tanto en el ámbito laboral, personal o romántico, por mencionar algunos.

Afortunadamente el vivir con compañeros de cuarto en muchas ocasiones puede llegar a ayudarnos a ver nuestra situación desde una perspectiva diferente al compartir parte de nuestra vida con individuos que de ser completos desconocidos se volverán en importantes compañeros de vida.

Por supuesto que también el vivir con roomies tiene sus desventajas, y en ocasiones estos nos pueden llegar a jugar algunas bromas algo pesadas, aunque si eres del tipo de personas que le dan la bienvenida a un poco de humor, seguro estos ejemplos no te llegaran a molestar incluso si te suceden a ti.

1. Trampa para ratones

Trampa para ratones

Una broma práctica, y una excelente excusa para adoptar una mascota

2. Sorpresa en el baño

Sorpresa en el baño

Cuando tu compañero de cuarto deja conoce tu rutina, sabe donde colocar esos detalles que seguro te sorprenderán

3. Descongelando el refrigerador

Descongelando el refrigerador

Una broma inocente y simpática

4. No apto para madrugadores

No apto para madrugadores

Este tipo de sorpresas son las que no quieres ver si sueles salir de casa antes de que salga el sol