Desafortunadas personas que tuvieron un encuentro muy cercano con una puerta

Tenían tanto en su mente que olvidaron abrir las puertas para poder pasar.
Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 28/06/2016 0 visitas

Casi todo el mundo, desde jóvenes y adultos, con la excepción de los más pequeños de la familia, tiene que realizar sus tareas y pendientes día a día. Los niños más pequeños tienen que preocuparse por obedecer a sus padres y realizar las tareas del preescolar, la primaria o la secundaria; al llegar a la adolescencia, hay quienes buscan conseguir un trabajo de medio tiempo para poder solventar sus gastos, y los adultos más responsables suelen atender las responsabilidades de su trabajo, además de hacerse cargo de las necesidades básicas del hogar, como es pagar los servicios básico y las más importantes necesidades, como alimento, ropa y la compra de utensilios para el hogar, además de las reparaciones que pueda requerir este mismo.

Este acelerado ritmo de vida puede llegar, en ciertas ocasiones, a agobiarnos a tal grado que olvidamos poner la debida atención a nuestros alrededores. Este tipo de distracciones suelen ser pequeños detalles.

Pero los siguientes individuos llegaron a tener tantas preocupaciones en su mente que se les olvidó completamente como es que funcionan las puertas, principalmente aquellas con vidrios y automáticas. Las reacciones de estas personas seguro te harán morir de la risa, aunque ten cuidado porque podrías ser el próximo en chocar con una puerta.

1. Escapada interrumpida.

Escapada interrumpida.

Crédito: Giphy.

Este pobre hombre no notó que habían limpiado muy bien el vidrio de este lugar.

2. Una salida y una entrada.

Una salida y una entrada.

Crédito: Giphy.

Y hasta a los ladrones las preocupaciones les hace olvidar donde hicieron el agujero al entrar.

3. Obra de brujería.

Obra de brujería.

Crédito: Giphy.

Esta señora seguro es una viajera en el tiempo y se espantó al ver semejante brujería.

4. Copas de más.

Copas de más.

Crédito: Giphy.

Parece que este chico estaba un poco tomado al salir.