Cosas muy absurdas que hacían nuestros antepasados que hoy serían bastante extrañas

Para las generaciones pasadas, la estructura de la sociedad actual es un estilo de vida que resulta ser más caótico que el acostumbrado en el pasado, pues los cambios de las costumbres realizadas a lo que hoy en día se utiliza es algo que les parece ha creado un caso en las nuevas generaciones, y que para opiniones de muchos está llevando a dichas nuevas generaciones a cometer varios nuevos errores a pesar de contar con el conocimiento y registro de la historia de épocas pasadas.

Este tipo de opiniones suelen ser meras exageraciones de muchas personas que no pueden aceptar los cambios naturales que el paso del tiempo realiza en las costumbres y estilo de vida de la sociedad, por lo que al enfrentarse a dichos cambios suelen reaccionar de manera negativa a los mismo, pues cuando comparan las diferencias entre "los viejos tiempos" a la época actual muchas personas suelen decir que los en el pasado eran mejor, haciendo caso omiso de muchos errores que se cometieron en dichas épocas.

Y si bien hay ciertas cosas que llegan a ser verdad, no cabe duda que muchas de las cosas que se hacían en el pasado llegaban a ser realmente extrañas, desconcertantes y hasta desagradables, y para muestra aquí compartimos algunas de las cosas más absurdas que nuestros antepasados solían hacer.

1. Sueño de dos fases.

Sueño de dos fases.

Crédito: Pinterest.

Los europeos de la edad media tenían esta curiosa práctica, la cual consistía en irse a dormir con la puesta del sol y despertar a la media noche para realizar algunas actividades durante 2 o 3 horas, como rezar o leer o incluso lo dedicaban a la convivencia familiar. Después seguía la hora del segundo sueño, que duraba hasta el amanecer.

2. Despertadores humanos.

Despertadores humanos.

Crédito: Clip Mass.

Despertadores, también conocidos como Knocker-up's, eran las personas que se dedicaban al oficio de despertar a la gente que tenían que salir al trabajo. Esta profesión estuvo vigente desde finales del siglo XVIII hasta 1920, aunque no está muy claro quien los despertaba a ellos. Probablemente no dormían muy bien.

3. Sangrías.

Sangrías.

Crédito: Medicine Man.

Las sanguijuelas fueron usadas en tratamientos médicos durante aproximadamente 2000 años. Las sangrías causaban a veces más daño que bien para el paciente pues las sanguijuelas succionaban demasiada sangre causando en ocasiones más daño que otra cosa y debilitando al enfermo aún más. Este tratamiento fue abandonado en el siglo XX.

4. Fotografías póstumas.

Fotografías póstumas.

Crédito: Fan Page.

Esta costumbre hoy en día nos parecería muy tenebrosa, pero en el siglo XIX fue una manera de inmortalizar a los familiares fallecidos. Se tomaban las fotos con el familiar que acababa de morir pero se arreglaba al difunto para que pareciera un poco más vivo, por decirlo de alguna manera: se acomodaban en posiciones naturales y se les pintaban los ojos encima de los párpados cerrados.