Estrellas infantiles que terminaron involucrándose en una vida de delincuencia

No todas las estrellas infantiles siguen un buen camino.
Estrellas infantiles que terminaron involucrándose en una vida de delincuencia

Manejar la fama es algo que puede resultar difícil incluso para los adultos, y ya hemos visto cómo ciertas estrellas infantiles al crecer no logran manejar adecuadamente dicha fama, por lo que en ocasiones este tipo de celebridades deciden desaparecer del medio para siempre tras el éxito infantil obtenido.

Claro que también están aquellas celebridades que, por la fama, pensaron que estaban exentos de lidiar con la ley y se desviaron a una vida criminal. Crecer en un ambiente así de complicado como es el medio artístico, da pie a que las estrellas infantiles o juveniles sean propensas a situaciones que no son las ideales para su desarrollo y educación pues crecen entre adultos que pueden llegar a ser malas influencias, pierden una infancia y juventud normal y en muchas otras ocasiones la fama se les sube tanto a la cabeza que pierden el piso y eligen un camino lleno de excesos, malas influencias y terribles decisiones que al final de cuentas los llevan a perder todo por lo que han trabajado desde muy pequeños. 

Estas son algunas de las estrellas infantiles que tras conseguir la fama y perder todo después de ella se convirtieron en criminales perseguidos por la justicia.

1. Brian Bonsall.

Brian Bonsall.

Crédito: Mitófago.

Este ex-chico Disney que apareción en el filme "Cheque en Blanco" y el sitcom ochentero "Lazos de Familia". Este chico estuvo en la cárcel en varias ocasiones por abuso de sustancias, principalmente durante los años 2001 al 2004, y también fue acusado de asalto en segundo grado contra su pareja. Desde entonces se ha retirado de la actuación y no tiene ningún interés de volver a Hollywood.

2. Dee Jay Daniels.

Dee Jay Daniels.

Crédito: Mitófago.

Daniels interpretó al precoz Michael Hugley en el sitcom "Los Hugleys". Para cuando tenía 23 años, Daniels fue arrestado por un homicidio ocurrido en Stockton, California. Presuntamente apuñaló a la víctima, un joven llamado J.J. Lewis hasta la muerte, en lo que parece fue un altercado entre pandillas. La ex estrella se enfrentó cargos por posesión ilegal de marihuana y asesinato en primer grado, pero fue absuelto de todos los cargos y puesto en libertad.

3. Skylar Deleon.

Skylar Deleon.

Crédito: Mitófago.

Esta ex estrella infantil que apareció como extra en la serie "Mighty Morphin Power Rangers" fue declarado culpable de tres cargos de asesinato en primer grado después de la muerte una pareja en Prescott, Arizona. Deleon, quien ahora tiene 36 años, mató a Tom Hawks de 57 y a su esposa Jackie de 47 años, los mato al amarrarlos a un ancla y tirarlos de su yate mientras pretendía estar interesado en la compra del mismo, y este trágico hecho ocurrió mientra la pareja propietaria accedió a darle un paseo de prueba. Aunque ahí no acaba la cosa; Deleon fue declarado culpable de cortar la garganta de un hombre llamado John Jarvi en 2003, a quien le había estafado una suma de $50,000 dólares. Él y su pareja dejaron su cuerpo cerca de la carretera de Ensenada. En 2009 fue condenado a muerte.

4. Edward Furlong.

Edward Furlong.

Crédito: Mitófago.

Furlong es mayormente conocido por su participación en el filme de "Terminator 2: Judgement Day". A sus 14 años disfrutaba de la fama con el éxito obtenido por la película mientras que acumulaba varios premios por su actuación. Fue entrando a la edad adulta que la actuación fue sustituida por sus problemas legales. En 1998 la ex-novia de Furlong afirmó que abusó de ella físicamente, y su ahora ex esposa Rachael Bella realizó una petición de divorcio en 2006 por abuso doméstico y diferencias irreconciliables. Furlong fue arrestado por golpear a Bella en 2009, y en 2011 por violar la orden de protección; en 2012 su arresto fue provocado por un altercado físico con otra de sus novias en un aeropuerto, y 2013 también vio otro caso de violencia contra otra de sus novias y arrestado en el acto. Evitó la cárcel al aceptar asistir a rehabilitación por problemas de adicción a las drogas durante 90 días, así como asistir a 52 semanas de terapia de especialistas en contra de la violencia doméstica.