Cantantes que perdieron por completo los derechos sobre su propia música

Taylor Swift perdió los derechos de 6 de sus discos, los cuales pasaron a manos de Scooter Braun, y así como ella, han existido más artistas que han perdido el control de su música.
Imagen de mitziarlene
mitziarlene 16/07/2019 0 visitas

Taylor Swift ha sido protagonista de muchos escándalos y peleas con otras celebridades, y aunque ella siempre ha tomado cada uno de ellos con clase, siempre da de qué hablar por un buen rato.

Sin embargo, esta vez muchos han estado de su lado en su “pelea” contra Scooter Braun, un manager de famosos, principalmente conocido por ser el manager de Justin Bieber, y recientemente haber firmado contrato también con Demi Lovato.

La cuestión es que la vieja disquera de Taylor Swift no le permitió adueñarse completamente de los derechos de sus primeros discos, y Scooter Braun compró parte de esos derechos, lo que pone todo en una situación muy incómoda.

Y es que a pesar de ser los compositores e intérpretes, muchas veces los mismos cantantes no tienen todos los derechos sobre sus canciones, lo que quiere decir que no pueden manipularlas libremente o ganar todas las regalías que estas produzcan. Y además de Taylor Swift, han existido otros cantantes que pasaron por lo mismo, perdiendo por completo los derechos sobre su propia música.

1. Taylor Swift.

Crédito: YouTube.

Su antigua disquera, Big Machine Records, fue comprada por Ithaca, propiedad de Scooter Braun, por lo que el también manager de Justin Bieber, ahora es dueño de los derechos de los primeros 6 discos de Swift.

2. Paul McCartney y John Lennon.

Crédito: YouTube.

En 1985, Michael Jackson compró el catálogo de ATV Music por 47.5 millones de dólares, incluyendo los derechos de las canciones escritas por John Lennon y Paul McCartney.

3. Prince.

Crédito: YouTube.

Se enfrentó en una batalla legal contra Warner Records para recuperar los derechos de su música, los cuales consiguió hasta 2014.

4. Kesha.

Crédito: YouTube.

En 2014, la cantante denunció a Dr. Luke por abuso y por haberla drogado, además de abusos verbales, físicos y emocionales. Durante todo el proceso no le fue permitido grabar nueva música, debido a su contrato con Luke, y hasta que se resolviera su proceso legal.