Escenas muy inquietantes e incómodas de películas que nadie puede ver hasta el final

Publicidad

A veces existe entre los cinéfilos y los creadores de cine un acuerdo mutuo y sin palabras de que lo que los espectadores verán en el cine contenido seguro y para todo público (dependiendo de su clasificación, claro está). Si los primeros dan al trabajo de los segundos una mirada, los creadores no harán nada para afectar las emociones del espectador más allá de cierto límite.

Podrían haber risas, tal vez un par de lágrimas pero nada que dejaría secuelas permanentes. Pero hay ciertos directores que no creen en este acuerdo y quieren dejar marcas emocionales. Es en esos momentos en los cuales el espectador puede cubrirse los ojos, asomarse por entre sus dedos para no captar bien las imágenes o mirar a la pantalla fijamente, en actitud de miedo.

Estas escenas pueden contener violencia que podría resultar incluso nauseabunda por su contenido explícito o conversaciones que dan pena ajena, o incluso desagradables muestras de los impulsos más oscuros del ser humano.

Las siguientes son, sin lugar a dudas, algunas de las escenas más difíciles de ver de la historia del cine, las cuales seguramente te revolverán el estómago si decides verlas pero estamos seguros que son pocos los que se atreven a no cerrar los ojos mientras estas escenas se reproducen.

Publicidad

1. El Cisne Negro.

El Cisne Negro.

Crédito: Complex.

El filme de Darren Aronofsky nos muestra a una bailarina de ballet torturada por el fracaso, el esfuerzo, las envidias y el éxito, en el que vemos como su personaje llega a torturar su cuerpo, y una escena muy incómoda de ver es cuando jala una cutícula casi completa, desgarrando parte de la carne hasta la mitad del dedo

2. Misery.

Misery.

Crédito: Screen Rant.

La adaptación de la novela homónima de Stephen King en la que una psicótica mujer rapta a su autor favorito tras un accidente automovilístico y lo fuerza a reescribir una de sus novelas favoritas mientras lo mantiene prisionero; la peor escena dentro del filme es cuando le rompe los tobillos con un martillos al autor tras un fallido intento de escape

3. Trainspotting.

Trainspotting.

Crédito: The Richest.

El filme protagonizado por una pandilla de drogadictos nos muestra la muerte de un bebé por descuido y negligencia de los padres, pero dicho bebé regresa en una escena extraña y perturbadora en forma de una alucinación, en la que Renton lo ve escalar hasta llegar al techo, con su rostro hinchado y los pañales llenos; al llegar hasta el techo la cabeza del bebé da un giro de 180 grados para mirar a Renton directo a los ojos, una escena que sin lugar a dudas se quedará con el espectador después de terminar el filme.

4. Donnie Brasco.

Donnie Brasco.

Crédito: Complex.

El filme protagonizado por Johnny Depp y Al Pacino nos muestra a un agente del FBI que se infiltra en la mafia. Para poder mantener la confianza, el detective debe de mutilar los cadáveres de 3 gangsters asesinados, y el espectador se ve forzado a ver como una sierra se hinca en las carnes y huesos de estos mientras la sangre llena el rostro del detective poco a poco.

5. 12 Years a Slave.

12 Years a Slave.

Crédito: Screen Rant.

En este filme en el que el dueño de esclavos Edwin Epps tortura a una mujer golpeándola a latigazos, obligando al personaje de Northrup, otro esclavo, a golpearla hasta no poder más; cuando Northrup se detiene, Epp continúa la salvaje tortura hasta que la chica pierde el conocimiento por el dolor.

6. Anti-cristo.

Anti-cristo.

Crédito: The Richest.

El filme de Lar Von Trier siempre será recordado por la escena de mutilación genital, en la que el personaje femenino le machaca al masculino los testículos con un bloque de madera, para después masturbarlo hasta eyacular sangre, y en una escena posterior se mutila el clítoris con unas tijeras oxidadas.

7. Rescatando al Soldado Ryan.

Rescatando al Soldado Ryan.

Crédito: Complex.

El filme de guerra de Spielberg es en verdad violento desde su impactante escena de apertura, pero es una escena de combate cuerpo a cuerpo cerca del final del filme que se vuelve difícil de ver, pues al luchar por un cuchillo, el soldado Mellish no puede evitar que el cuchillo se hunda lentamente en su pecho, todo esto siendo observado por uno de sus compatriotas que está muy temeroso de ayudar, una escena incómoda por lo frustrante que resulta.

8. Old Boy.

Old Boy.

Crédito: Screen Rant.

El filme de Chan-woo Park tiene como protagonista a un hombre que es capturado por 15 años en un cuarto; cuando logra escapar, planea torturar a uno de sus captores retirando un diente por cada año capturado, y utiliza un martillo como su herramienta de extracción, una escena que seguramente te hará no desear ir con un dentista por varios días.

9. La Masacre de Texas.

La Masacre de Texas.

Crédito: The Richest.

El filme realmente no es tan violento ni gráfico como gran parte del cine actual, pero la escena de la cena familiar resulta bastante incómoda de ver, pues en ella los caníbales se encuentran en la mesa comiendo al lado del "cadáver" del abuelo Sawyer; uno de los dedos de la única sobreviviente, Sally, es cortado y se lo dan de comer al "cadáver", y el momento en que este comienza a saborearlo es suficiente para ponerle la piel china a varios espectadores.

10. 127 Horas.

127 Horas.

Crédito: Screen Rant.

El filme basado en la vida real nos muestra los momentos tortuosos en los que un alpinista se ve atrapado por una roca que cae en su brazo, y debe de cortar su brazo para poder sobrevivir, una escena sencilla pero muy bien lograda.

11. Historia Americana X.

Historia Americana X.

Crédito: The Richest.

El drama protagonizado por Edward Norton como un neo-nazi no resulta ser, por lo general, tan violento como muchos otros filmes, pero es el despliegue de violencia del personaje de Norton que sus espectadores no olvidarán, pues lleno de odio y racismo, obliga a un hombre de color a morder el borde de la calle, para después aplastar su cabeza de manera violenta.

12. Saló.

Saló.

Crédito: Complex.

De este filme seguro ya se ha hablado mucho, pero en verdad el filme en el que unos fascistas italianos subyugan a varios jóvenes a una larga cantidad de torturas y humillaciones, termina con el asesinato lento y violento de las víctimas a manos de sus libertinos captores, la escena final seguramente le quitará el apetito a cualquiera.

Publicidad

¿Qué te pareció?