Secretos sobre el intenso entrenamiento que reciben las azafatas en China

En China el entrenamiento para ser sobrecargo es muy exigente.
Imagen de liliana.romero
liliana.romero 12/01/2017 0 visitas

Son muchas las mujeres que tienen la ilusión de trabajar como sobrecargo de una aerolínea, aunque para algunos, pensar en una azafata puede relacionarse con un trabajo promedio, para muchos otros es la clave para una vida increíble, pues a menudo tendrás que vivir fuera de casa y conocerás lugares de todo el mundo.

Sin embargo esto mismo tiene sus consecuencias, puesto que no cualquier pareja soporta este tipo de relación en la que deben dejar de verse casi todo el tiempo por los constantes viajes, al igual que pasarás días alejados de tu familia o perderás fechas especiales por estar en el trabajo.

A pesar de que podrían pensar que el trabajo de sobrecargo es realmente sencillo, existen distintos requisitos que se deben cumplir antes de siquiera pensar postularte para el puesto, estos mismos varían según el país y la aerolínea. Sin embargo, algo que es muy común es que debes estar en un rango de edad que va desde los 18 hasta los 30 aproximadamente, al igual que un rango de altura, por otro lado se les aplican exámenes de conocimiento general y por supuesto el tema de los idiomas.

Sin embargo, en China manejan un régimen un poco más pesado, pues su entrenamiento incluye distintas categorías extremas que en otros países no se considerarían normales.

1. Entrenado su sonrisa.

Entrenado su sonrisa.

Crédito: Protothema.

Deben apretar un palillo entre sus dientes y hacer que sus labios no los toquen. de esta manera su sonrisa sera amplia y linda.

2. Pose para sentarse.

Pose para sentarse.

Crédito: Protothema.

Deben aprender la manera correcta de sentarse en una silla; espalda recta y piernas cruzadas.

3. Todos los gestos importan.

Todos los gestos importan.

Crédito: Protothema.

Al igual que agacharse con elegancia, y son entrenados mujeres y hombres por igual.

4. Perfeccionando su postura.

Perfeccionando su postura.

Crédito: Protothema.

Existe un ejercicio que consiste en sostener una botella de agua por 3 minutos para mantenerlas con la espalda recta y hombros hacia atrás.