¿Quién es Tezcatlipoca, el invencible señor del cielo y de la tierra?

La historia nos ha enseñado que Quetzalcóatl fue el dios más importante para los nahuas, sin embargo Tezcatlipoca en los libros parece tener aún más poder y presencia.
Imagen de xiutlacaelel@gmail.com
[email protected] 27/02/2020 0 visitas

Destructor y creador, antagonista del civilizador y generoso Quetzalcóatl y algunos creen que mayor en importancia dentro del amplio catálogo de dioses prehispánicos.

Bernardino de Sahagún en "Historia general de las cosas de Nueva España" nos cuenta que Tezcatlipoca es prácticamente omnipotente y tiene dominio sobre toda la creación, a diferencia de Quetzalcóatl, quién solo goza de ser generoso y poseer una trayectoria intachable.

 

Tezcatlipoca

Además Tezcatlipoca es quién genera las consecuencias de todo tipo en la tierra, tanto aquellas que nos benefician como aquellas que nos afectan, siendo el juez de nuestra existencia:

“…Era tenido por verdadero dios, e invisible, el cual andaba en todo lugar, en el cielo, en la tierra y en el infierno; y tenían que cuando andaba en la tierra movía guerras, enemistades y discordias, de donde resultaban muchas fatigas y desasosiegos.

Decían que él mismo incitaba a unos contra otros para que tuviesen guerras y por esto le llamaban Necoc Yáotl, que quiere decir sembrador de discordias de ambas partes; y decían él sólo ser el que entendía en el regimiento del mundo, y que él solo daba las prosperidades y riquezas, y que él solo las quitaba cuando se le antojaba; daba riquezas, prosperidades y fama, y fortaleza y señoríos, y dignidades y honras, y las quitaba cuando se le antojaba, por eso le temían y reverenciaban, porque tenían que en su mano estaba el levantar y abatir, de la honra que se le hacía.”

Bernardino de Sahagún, “Historia general de las cosas de la Nueva España”.

Tezcatlipoca es entonces la balanza que equilibra al mundo y no se tienta el corazón para castigar a quien el cree que así lo merece.

Es incluso tan popular que fue llamado de 360 diferentes maneras diferentes entre los distintos pueblos, siendo sus nombres más populares los siguientes:

Tloque Nahuaque: el poseedor de lo que nos rodea
Titlacahuan: aquel del que somos esclavos
Tlazopilli: príncipe precioso
Teyocoyani: creador de la humanidad
Yáotl: enemigo
Ichoacán Tzintli: misericordioso
Ipalnemoani: por quien todos viven
Ilhuicahua Tlaticpaque: poseedor del cielo y de la tierra
Molnenequi: árbitro
Moyocoani: el creador de sí mismo

Como puedes apreciar, cada nombre nos da una pista sobre la importancia de Tezcatlipoca, pues es dueño de todo lo que nuestros sentidos pueden percibir.

 

Tlacaelel

Henry B. Nicholson en “Religion in Prehispanic-Mexico" lo describe como el dios nahua más importante al nombrarlo “el mayor de los mayores de sus dioses”. Esto tal vez inspirado en las descripciones hechas en los códices, como la siguiente:

“Era el dios omnipotente, omnipresente, omnisciente, viril, siempre jóven, ante quien todas las criaturas quedaron indefensas”.

Códice Magliabechiano

La leyenda nahua de Tezcatlipoca dice que Ometecuhtli (señor dual) y Omecihuatl (señora dual) tuvieron cuatro hijos: Tezcatlipoca, Quetzalcóatl, Tláloc y Xipe Totec, de los cuales Tezcatlipoca fue el primogénito y se encargó de la regencia del primero de los mundos creados por los dioses, llamado Nahui-Ocelotl (Cuatro-Jaguar).

Tiempo después, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca colaboraron para crear nuestro mundo, enfrentando a muerte al monstruo Cipactli y una vez derrotado, ambos dioses se transformaron en árboles que sostienen el cielo y así evitar que este caiga sobre la tierra.

En otra leyenda es Tezcatlipoca quién embriaga a Quetzalcóatl cuando gobernaba Tula, por lo cual este último decidió irse, prometiendo regresar algún día.

Tal parece que entendimos mal la cosmovisión mexica y el más importante de sus dioses no es otro que Tezcatlipoca, el poderoso señor del cielo y de la tierra.

 

Tlacaelel

 


¿Qué te pareció?