Misteriosas invenciones antiguas que la ciencia aún no ha podido explicar. ¡Wow!

Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 28/04/2017 0 visitas

Las civilizaciones antiguas aún guardan muchos secretos para nosotros. Como aparatos o invenciones que realmente no tienen explicación hasta nuestros días. Uno podría bien atribuirles dichas invenciones a viajeros del tiempo, eventos paranormales o alienígenas.

Pero esas explicaciones son clásicas cuando vemos algo como las pirámides, las cuales muchas personas creen que fueron construidas por extraterrestres. Aunque deberíamos darle a la humanidad un poco de crédito por estas cosas, pues hasta ahora no hay señales irrefutables de vida inteligente en otros planetas. Así que es más aceptable creer que estos fueron inventos humanos.

Culturas como la griega o la egipcia tuvieron avances asombrosos en la ciencia y la tecnología. En esta ocasión te presentaremos algunos artefactos increíbles que fueron inventados en la antigüedad, por mentes humanas que tienen una gran creatividad.

Algunos parecerían demasiado inverosímiles como para tener algo que ver con gente de hace tantos siglos, pero recuerden que los seres humanos siempre hemos sido grandes inventores.

1. Fuego Griego

Fuego Griego
De este invento se desconoce la fórmula que fue utilizada por los antiguos griegos; este fue utilizado por el Imperio Bizantino, y era una sustancia inflamable que no podía ser extinguida por el agua

2. Acero de Damasco

Acero de Damasco
Las espadas del acero de Damasco llegaron a ser admiradas en su época al tener gran flexibilidad y no perder su filo incluso cortando rocas; los científicos todavía desconocen cómo es que se logró manejar esta mezcla metálica en la antigüedad

3. El Manuscrito Voynich

El Manuscrito Voynich
Este es un libro proveniente de la edad media que está escrito en un lenguaje indescifrable, además de que sus extrañas ilustraciones lo vuelven aún más desconcertante

4. Mecanismo de Anticitera

Mecanismo de Anticitera
Este artefacto fue descubierto en 1901, el cual se estima fue construído a finales del siglo II; se cree que mostraba y calculaba información astrológica, aunque se desconoce quién lo construyó, quién lo usó, además de ser más complejo que cualquier artefacto realizado en los siguientes 1000 años