Casos insólitos y misterios que siguen ocultos en las profundidades del mar

El mar esconde muchas cosas realmente interesantes y escalofriantes.
Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 30/05/2017 0 visitas

Los océanos son los lugares más misteriosos existentes en nuestro mundo, pues conforman más del 70% de nuestro planeta, pero a pesar de todos los avances tecnológicos que la humanidad ha realizado hasta nuestros días, siguen manteniéndose como los sitios menos explorados y conocidos por el hombre. La investigación submarina resulta ser un área que es difícil de abordar, pues su exploración está limitada a la efectividad con la que los más avanzados artefactos logran capturar la información de las profundidades.

E incluso los más avanzados dispositivos de investigación solo han logrado capturar un aproximado de 5 kilómetros de profundidad a lo largo y ancho de todos los océanos, lo que nos ofrece cerca de entre un 10% a 15% de la superficie actual de dichos cuerpos marítimos. Pero esto es solo aquello que ha sido en algún momento "detectado" por sonares, por lo que la verdadera superficie de los océanos completamente explorada puede que sea menor a un 0.05% de esta descomunal extensión de agua en nuestro planeta.

Siendo un lugar tan misterioso, no resulta tan sorprendente que gran variedad de personas, desde investigadores a entusiastas del buceo, hagan descubrimientos de lo más peculiares y extraños, y en esta ocasión enlistamos algunas de las más extrañas anomalías que han sido vistas y descubiertas bajo las aguas, yendo desde descubrimientos arqueológicos y ruinas históricas que resultan realmente desconcertantes.

1. Monte en el mar de Galilea.

Monte en el mar de Galilea.

Crédito: List Verse.

Esta curiosa estructura se descubrió en 2003, es una estructura circular que se encuentra 9 metros bajo el agua del mar de Galilea, cuenta con dos veces el tamaño de Stonehenge, y aunque comparte características con antiguos cementerios, se desconoce la razón por la cual fue construido.

2. Motores del Apollo 11.

Motores del Apollo 11.

Crédito: Oddee.

Aunque no es realmente un misterio, si fue una curiosa hazaña la realizada por el equipo de Jeff Bezos, presidente de Amazon, tras recuperar en 2013 los motores del Apollo 11 de las profundidades del mar, las cuales permanecieron sumergidas desde 1969.

3. Avión sin piloto.

Avión sin piloto.

Crédito: The Richest.

Un par de buzos militares fueron a una misión de recuperación de un avión con el que recientemente habían perdido comunicación y que se había hundido bajo las aguas del mar; cuando recuperaron el avión, este no tenía indicios de daño alguno, y la cabina del piloto no mostraba indicios de haber sido abierta en ningún momento, pero no había rastros del piloto por ningún lado.

4. Anomalías circulares de Google Earth.

Anomalías circulares de Google Earth.

Crédito: Marcianos MX.

En ciertos puntos de la costa de Florida, Carolina del Norte y Belice, entusiastas de la arqueología descubrieron con Google Earth anomalías circulares en varios lugares de estas extensiones de agua; se cree que estas estructuras eran utilizadas como puntos de entierro antiguos.