18 personas que tienen reservado un lugar en el infierno por masacrar la comida. ¿En qué estaban pensando?

Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 02/03/2017 0 visitas

La comida es uno de los elementos más básicos que desarrolla cada país, y en el que se reflejan de manera muy sutil parte de la historia, costumbre y tradiciones de cada lugar en el que los platillos se preparan. Dependiendo de la región, dos alimentos preparados con un mismo ingrediente pueden presentarse como platillo principal y como postre, todo esto siendo un reflejo de las diferencias culturales que marcan a dichos lugares y a su gente.

Claro que hoy en día existe una gran variedad de alimentos que suelen servirse en diferentes partes del mundo, y a pesar de encontrar entre ellas ciertas variantes, su base se mantiene intacta alrededor del mundo. Pero algo que se debe reconocer es que existen ciertas combinaciones de ingredientes que simplemente no se llevan nada bien, por más que un reducido número de personas opine lo contrario. Las extrañas mezclas entre lo dulce, lo salado y lo picante suelen tener un delicado balance que al romperse da paso a verdaderas aberraciones culinarias.

Por supuesto que existen personas a las que poco les importa los ingredientes que mezclan, o como es que tratan a la comida, realizando grandes aberraciones que bien les podría reservar un lugar en el infierno culinario, y las siguientes fotografías nos muestran verdaderas masacres a la comida.

1. Hay gente que solo quiere ver arder al mundo

Hay gente que solo quiere ver arder al mundo

Crédito: recreoviral

2. Tocino cubierto con chocolate; la prueba de que mucho de lo bueno es malo

Tocino cubierto con chocolate; la prueba de que mucho de lo bueno es malo

Crédito: upsocl

3. Combinaciones que nunca esperarías ver; camarones con aderezo ranch

Combinaciones que nunca esperarías ver; camarones con aderezo ranch

Crédito: difundir

4. Y estos macarrones con queso multicolores no lucen muy apetitosos

Y estos macarrones con queso multicolores no lucen muy apetitosos

Crédito: upsocl