Parece que Netflix se ve amenazado por otros servicios de streaming online

¿Podrá Netflix perder su popularidad y liderazgo entre los servicios de streaming online?
Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 18/08/2017 0 visitas

El mundo del entretenimiento llegó a sufrir un cambio sin precedentes cuando los servicios de streaming o tv por internet comenzaron a surgir. Si bien muchos cuentan a YouTube como una de las plataformas que iniciaron el cambio del entretenimiento audiovisual desde hace ya varios años, su mercado objetivo y la plataforma principal siguen manejaron su atractivo por el contenido gratuito que suele requerir de anuncios, volviendo su mercado y contenido muy dependiente de tendencias tan pasajeras que para varios de sus creadores llegaba a ser algo difícil de mantenerse al corriente.

Con la llegada de Netflix, comenzaron a surgir servicios especializados en programas tanto viejos como con producciones nuevas y originales, y esta compañía se ha mantenido a la cabeza de este tipo de servicios al ofrecer no solamente un nutrido catálogo de clásicos títulos del cine y la tv, sino también al contar con producciones recientes, además de producir ya varias series de contenido original, lo que ha agregado bastante valor para que sus suscriptores se mantengan su servicio activo.

Sin embargo, recientemente hemos estado viendo surgir nuevos servicios de streaming exclusivos de grandes compañías, y de algunas de ellas que planean lanzar su propio servicio dentro de algunos años, y el más recientemente anunciado ha sido por parte de Disney, compañía que planea retirar gran parte de su catálogo de Netflix para lanzar su propio servicio de streaming dentro de un par de años.

Muchas personas ya han especulado que este puede llegar a ser el inicio del fin de Netflix, y si bien todavía no se puede saber a ciencia cierta la dirección a la que este tipo de decisiones afectarán al mercado, podemos tener una idea por las tendencias y señales que este tipo de sucesos han estado realizando en los últimos años, de los cuales hablaremos a continuación.

1. Pérdida de mercados específicos.

Pérdida de mercados específicos.

Crédito: Max.

Netflix es un servicio que no está realmente especializado en un tipo de contenido en especial, y basa su experiencia en los catálogos de producciones clásicas, dedicando parte de su inversión en acuerdos de distribuciones. Sin embargo, la aparición de nuevos servicios como los que planea Disney con sus catálogos de series de tv, caricaturas y películas, al igual que con los servicios especializados deportivos de ESPN que también planean lanzar ofrecerán contenidos que no se podrán ver en la plataforma de Netflix.

2. El mercado comienza a saturarse.

El mercado comienza a saturarse.

Crédito: Windows Central.

Si bien no es algo que sorprenda, si es un movimiento que preocupa un poco, puesto que con el paso del tiempo han estado surgiendo nuevos servicios de streaming que no solo copia parte del modelo de Netflix, sino que también realiza su propio contenido exclusivo, como ha sucedido con servicios como Amazon Instant Video, Hulu, HBO GO y Twitch, por mencionar algunos.

3. No todos los servicios lograrán el éxito.

No todos los servicios lograrán el éxito.

Crédito: Alto Nivel.

Uno de los ejemplos más recientes sobre compañías que intentan mantenerse vigentes sin poder capturar las razones del éxito de su competencia es Blim, servicio lanzado por Televisa; su servicio fue lanzado en un intento desesperado por la compañía por competir contra el gigante del streaming, el cual llegó a fracasar rotundamente al no ofrecer un catálogo atractivo para los espectadores, además de no contar con material de alta calidad como el realizado por Netflix en sus series originales, lo que condenó a este servicio al fracaso.

4. Varias compañías se conformarán con su rebanada del pastel.

Varias compañías se conformarán con su rebanada del pastel.

Crédito: Influential.

Los acuerdos de derechos de distribución pueden llegar dar pie a contratos millonarios que llegan a beneficiar a dos compañías que realizan dichos acuerdos, ya que la producción de material original, si bien resulta algo atractivo, no es siempre una garantía de éxito, además que de tampoco resulta ser una inversión sencilla de realizar, así que seguramente varias empresas estarán dispuestas en mantener sus contenidos con Netflix en caso de que esta decida que dichos materiales merecen la pena en mantenerse dentro de su catálogo.