Conoce las escenas más tensas del cine que pusieron a todos al borde de su asiento. ¡Wow!

Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 04/09/2017 0 visitas

Cuando se trata de contar una historia que atrape a un lector o espectador, un elemento que es importante de incorporar es la tensión. Este elemento es algo que nos deja al borde del asiento esperando que un momento suceda o termine, esto dependiendo del enfoque que se le dé a dicho elemento de tensión.

La tensión narrativa consiste en saber manipular qué tanta información es necesaria para poder mantener el interés del público, algo que resulta ser complicado de lograr, pues saber qué elementos son necesarios de dar a conocer al público en los momentos adecuados se vuelve difícil, ya que se requiere de un buen balance para mantener al lector interesado en la historia, y poder sorprenderlo con la revelación del clímax.

En el cine este tipo de tensión debe ser representado de manera visual al público, pero logrando mantener el interés de este de principio a fin, y al igual que en muchas historias, la tensión no necesita ser solamente un misterio que debe ser descubierto, o el escape de un peligro inminente, pues hasta en las comedias románticas se necesita de momentos de tensión que mantienen al espectador interesado por conocer el desenlace de la historia.

En esta ocasión le damos un repaso a algunas de las escenas más tensas en la historia del cine, las cuales van desde la tensión romántica a la tensión de un evento caótico y desconocido, las cuales seguro dejaron a sus espectadores al borde de su asiento.

1. Tensión romántica: La Novicia Rebelde

Si bien la tensión romántica no llega a tener el mismo efecto en nosotros que las escenas de suspenso, no cabe duda que en muchas ocasiones nos llegan a desesperar por lo evidente que nos resulta el romance, deseando que los personajes en escena se decidan una vez por todas a consumar dicho romance en algún momento de la película. La escena del baile de "La novicia rebelde" es un estupendo ejemplo de este tipo de tensión, pues la sutil actuación de Julie Andrews refleja de manera muy realista como es que una persona descubre que se está enamorando.

 

 

2. Ironía dramática: The Dark Knight

En muchas películas el espectador llega a descubrir (o conocer de antemano) que alguna decisión del protagonista puede ser mala, y con un filme como "The Dark Knight" gran parte de la audiencia ya conoce que el personaje del Joker es la amenaza más peligrosa dentro del filme, pero Batman decide dejarlo para después por tratarse de un solo individuo, detalle del que Batman se percata en la escena del interrogatorio al escuchar la amenaza del Joker de asesinar a Harvey Dent o a su interés amoroso Rachel Dawes.

 

 

3. Ocultándose del peligro: The Raid Redemption

Cuando se trata de mantenernos al borde del asiento, las escenas del protagonista ocultándose de un peligro inmediato suelen ser unas de las más efectivas, pues al ser evidentes para el espectador, el resultado de la búsqueda es un elemento desconocido que mantiene el interés del espectador, y esta escena de "The Raid: Redemption" seguro hizo que miles de personas contuviera la respiración junto con sus protagonistas.

 

 

4. Agresión en subtexto: Buenos Muchachos

Cuando el diálogo de un personaje tiene un significado o un sentido oculto, las expectativas en el espectador son puestas a prueba, y no sabemos qué resultado esperar tras la escena. Uno de los mejores ejemplos es la escena de "Buenos muchachos" en la que el personaje de Joe Pesci se encuentra contando unos chistes con otros personajes, pero a mitad de la conversación cambia repentinamente el tono a uno amenazador, aunque todo resulta una broma de su personaje, pero indiscutiblemente la tensión se vuelve muy real por varios segundos.