Personas que resultaron con increíbles habilidades luego de sufrir un accidente

Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 31/05/2017 0 visitas

Los accidentes y las heridas suelen llevar a aquellos que los sufren a someterse a largos procesos de recuperación, y cuando dichos accidentes resultan en una herida cerebral, los periodos de recuperación son aún más difíciles, e incluso puede ser incierto si la recuperación podría llegar a ser posible dependiendo de la gravedad causada por el daño cerebral.
Muchas son las historias de aquellos individuos que tras sufrir un daño cerebral pierden gran parte de sus habilidades motrices, y también sus capacidades intelectuales se llegan a ver mermadas en muchas ocasiones, pero entre la gran cantidad de historias trágicas en las que estos individuos llevan una vida llena de dificultades, también se han dado casos de personas que, tras sufrir daños en su cerebro, descubren habilidades que antes no tenían y para la cual nunca se habían entrenado en toda su vida.
Este fenómeno es conocido con el Síndrome del Savant, o síndrome del sabio, y los casos en los que estos suceden llegan a ser bastante raros de suceder. Las siguientes personas llegaron a sufrir algún tipo de daño cerebral que los llevó no solo a sufrir alguno efecto negativo en su vida, sino también a desarrollar habilidades impresionantes que bien podrían parecer superpoderes.

1. Ben McMahon.

Ben McMahon.

Crédito: The Richest.

Aprendió a hablar perfectamente mandarín tras sufrir un accidente automovilístico; había aprendido lo básico en la prepa, pero nunca lo había dominado hasta después del accidente.

2. Ken Walters.

Ken Walters.
También víctima de un accidente en auto, Ken quedó en silla de ruedas, y tras sufrir una hemorragia cerebral en 2005 se convirtió en un apasionado y talentoso artista.

3. Franco Magnani.

Franco Magnani.

Crédito: Imgur.

Tras sufrir una misteriosa enfermedad que le causó algunos ataques epilépticos y recuperarse, llegó a tener visiones muy palpables de su pueblo natal y pintó varios cuadros de estas memorias sin antes haber tenido ningún interés por la pintura.

4. Alonzo Clemons.

Alonzo Clemons.
De pequeño sufrió una lesión cerebral severa que lo incapacitó gravemente, llevándolo incluso a no poder vestirse ni alimentarse por sí mismo, pero también le dió la habilidad artística de poder realizar réplicas en esculturas perfectas con mirar solo unos segundos una figura, o incluso con una foto.