Grandes personalidades de la historia que murieron en completa bancarrota

Imagen de mitziarlene
mitziarlene 08/11/2017 0 visitas

Volviendo la vista al pasado por algunos instantes podemos recordar grandes personalidades y genios de la historia que influyeron bastante en lo que hoy es la humanidad como tal; tecnología, política, sociedad, historia. Personalidades históricas que actualmente son reconocidas por su trabajo, por el legado que dejaron, por sus inventos o aportaciones a la humanidad para ser lo que hoy somos y cómo funcionamos como pobladores del mundo.

Algunos de ellos tal vez inventaron algo sin lo que hoy no podríamos subsistir o tal vez genios que aportaron ciertos conocimientos o descubrimientos a la ciencia y tecnología, artistas que son parte de la historia cultural de algunos países, y podríamos pensar que estas importantes personalidades, después de estos reconocimientos, vivieron una vida llena de lujos, de abundancia, felices por sus logros pero en algunos casos no fue así. Estos genios, artistas, personalidades también se las vieron negras y algunos de ellos a pesar de todos sus logros y reconocimientos, cayeron en bancarrota poco antes de morir.

1. Vincent van Gogh.

Vincent van Gogh.

Crédito: Wikimedia.

El pintor murió sin un solo peso y según las cartas que le envió a su hermano, todo fue por su arte, que no era muy barata de mantener en cuanto a materiales, además del caro tabaco que consumía y sus constantes visitas al burdel, todo esto lo llevó a la bancarrota antes de su muerte.

2. Franz Schubert.

Franz Schubert.

Crédito: Classic FM.

Cuando el compositor murió de sifilis en 1828 su fortuna fue valuada en solo $12 dólares; y es que durante aquel tiempo nunca logró el éxito con sus composiciones y debía dar clases de música para ganar algo de dinero.

3. Herman Melville.

Herman Melville.

Crédito: Wiley.

El autor de "Moby Dick" murió en 1891 también en completa bancarrota y es que su libro de "Moby Dick" solo vendió 3mil copias desde su publicación en 1851 hasta la muerte de Melville. Después de que se retiró de su empleo en 1885 vivió de la caridad de la familia de su esposa hasta que murió.

4. Oscar Wilde.

Oscar Wilde.

Crédito: Yahoo.

El escritor murió de meningitis cerebral y según se decía en aquel entonces, murió por encima de sus posibilidades pues no tenía ni en que caerse muerto, literalmente, ya que una mujer anónima pagó por su tumba y le puso una lápida. Se dijo que sus últimos años los vivió con ayuda de la caridad de sus amigos y que gran parte de ese dinero lo gastaba en alcohol.