10 Momentos que todos recordamos pero que en realidad nunca ocurrieron. ¡Te explotarán la cabeza!

Imagen de mitziarlene
mitziarlene 22/05/2017 0 visitas

El efecto Mandela es un término que se aplica cuando un grupo, más o menos grande de personas, en uno o varios países, recuerdan el mismo detalle, evento o característica física que tras una revisión resultan ser falsas.

Lleva el nombre de la instancia en la que un gran grupo de personas compartieron la misma memoria de que Nelson Mandela falleció antes de su muerte real en 2013, por lo general, en algún momento de la década de 1980. El efecto explotó su popularidad en internet cuando un ejemplo peculiar apareció, donde la mayoría de la gente parecía recordar en los libros Berenstain Bears la frase escrita como Berenstein Bears o alguna otra variación que difiere de la ortografía actual.

Este y muchos otros ejemplos te servirán para poner a trabajar tu memoria y si es que has sido parte del efecto Mandela en diferentes situaciones que muchos creen que fueron de una forma pero en realidad nunca sucedieron así. Prepárate para sorprenderte y también decepcionarte un poco.

1. We are the champions... of the world?

Crédito: YouTube.

Seguramente siempre has creído que la canción de Queen termina con 'we are the champions... of the world', pues no, no hay 'of the world' al final, simplemente finaliza con 'we are the champions'.

2. Luke... I'm your father (Luke... soy tu padre).

Crédito: YouTube.

Por muy decepcionante que parezca y a pesar de que muchos fans de Star Wars creían que en la versión original Darth Vader dice 'Luke, I'm your father', la realidad es que solo dice 'No, I'm your father'.

3. Sin lentes oscuros.

Crédito: YouTube.

A pesar de que muchos recuerdan a Tom Cruise haciendo esta escena con lentes oscuros y en fiestas de disfraces siempre complementan el look con los lentes de sol, la escena original nunca muestra a Tom usando lentes oscuros mientras baila. ¿Tú cómo lo recordabas?

4. Monopoly.

Monopoly.

Crédito: Kiwi Report.

A pesar de que muchos recordamos que el sujeto del juego Monopoly tenía un monóculo, la realidad es que nunca lo ha tenido.