Conoce las esculturas mexicanas que han creado más controversia

Estas esculturas causaron mucha polémica alrededor del país, ¿qué opinas de ellas?
Imagen de StaffDevRS
StaffDevRS 28/07/2017 0 visitas

Hay esculturas, estatuas y monumentos colocados en espacios públicos que han causado polémica. Algunos cuestionan sus valores estéticos, otros señalan la gran inversión pública que se hizo, otros más señalan la falta de mantenimiento que, con los cambios de gobiernos, progresivamente le van dando a dichas obras un aspecto de abandono en medio de la urbe.

El arte público, ese que se paga con nuestros impuestos, siempre ha generado controversia. Nadie sabe bajo qué criterios se escoge a artistas seudo profesionales, sin una obra respetable, que sea aval para la inversión que se hará con los recursos públicos de que esa escultura redituará en bien de la imagen de una ciudad.

Ejemplos de esculturas bien intencionadas con resultados lamentables, sobran. El ingenio popular las ha rebautizado y no han faltado los memes en redes sociales. Sin embargo, más lamentable es el caso de obras millonarias levantadas en medio de barrios miserables, donde sus habitantes carecen de los servicios básicos, algo que contribuye a despertar la ira social.

Durante buena parte del siglo anterior, a lo largo y ancho del país hubo un boom de monumentos y esculturas que resaltaban los valores nacionales, algunos de ellos con un patriotismo exacerbado que hoy resulta anacrónico. Se hicieron esculturas a todo: a los trabajadores, a los aviones, a los sombreros, a luchadores, al camarón, a los animales, a celebridades, etc.

A continuación presentamos una selección de las cinco esculturas que la gente considera feas y que han dado lugar a toda clase de bromas en las redes sociales o que, en el peor de los casos, han despertado el enojo de la sociedad ante el gasto que generaron.

1. La cabeza de Juárez

La cabeza de Juárez

Crédito: Mxcity.

Fue construida entre 1972 y 1976 por los arquitectos Lorenzo Carrasco y Luis Arenal, en la delegación Iztapalapa, de la Ciudad de México, como parte del homenaje nacional por el centenario de la muerte de Benito Juárez. La obra, hecha con lámina de acero, varilla y alambrón, tiene 30 metros de altura y un peso de 6 toneladas. Originalmente iba a ser realizada por David Alfaro Siqueiros, pero su delicado estado de salud, se lo impidió. La obra busca reflejar el estilo del taller de Gráfica Popular, pero sus trazos bruscos, de facciones huesudas y sombrías, le dan un aspecto de muñeco de ventrílocuo que causa impresión desde la primera vez que lo ves en vivo.

2. Canto a la alegría de la familia

Canto a la alegría de la familia

Crédito: Fermín Téllez Blog.

El cronista Fermín Téllez la coloca entre las esculturas más feas de Monterrey, al lado de Los Toreros, la copia del David, de Miguel Ángel, y la Fuente de la Vida, que se encuentra en la Macroplaza. La Familia fue colocada a la entrada de Santiago, en la zona metropolitana de Monterrey. Se trata de una escultura hecha con piezas de metal, ensamblada de forma abstracta, en donde se muestra a los integrantes de una familia dándoles la bienvenida a los visitantes. Sin embargo, la impresión general es que se trata de un dibujo elaborado por un niño de kínder. Los regios la conocen como La Familia de Edward Scissorhands, el popular personaje del Joven Manos de Tijera interpretado por Johnny Depp para la película de Tim Burton.

3. Guerrero Chimalli

Guerrero Chimalli

Crédito: YouTube.

Al artista Sebastián se le deben muchos adefesios ubicados en las calles de México: Los Arcos del Milenio, en Guadalajara; el Caballito, en Paseo de la Reforma; La Puerta de Chihuahua y la Puerta de Torreón, entre otras. Sin embargo, con este monumento-escultura, se superó a sí mismo. Ubicada en la zona más pobre del municipio de Chimalhuacán, Estado de México, el Guerrero mide 60 metros de altura y pesa 870 toneladas. Está elaborada con metal, en color rojo, representa a un guerrero prehispánico con un escudo. Costó 30 millones de pesos y ha servido para la burla de todo mundo. Los habitantes de la zona la conocen como el Mazinger Zeta , en referencia al manga japonés.

4. Matute empujando el edificio de Teléfonos

Matute empujando el edificio de Teléfonos

Crédito: Zona GDL.

La hazaña de ingeniería que representó mover el edificio de Teléfonos de México para ampliar el paso de la Avenida Juárez, en el centro de Guadalajara, fue obra del ingeniero Jorge Matute Remus. El edificio, de 1,700 toneladas, fue removido 12 metros ¡mientras la gente seguía trabajando en su interior! Sin embargo, la escultura que busca homenajear a Matute es tan mala, con su figura empujando el edificio con su mano derecha, que ha movido a toda clase de bromas en los tiempos del selfie.