Puntos con los que sabrás si eres un amante de los perros o no

Publicidad

Sin duda alguna tener una mascota en la casa siempre es motivo de gran alegría, llena los días de diversión y cuando estás deprimido es una excelente compañía para pasar esos tragos amargos. Pero cuando tienes perros todo empieza a girar en torno a ellos.

Todo eso parece normal, y más cuando tienes más de un perro, pues llevarles el ritmo es complicado, y de un momento a otro todo tu comportamiento cambió y eso es debido a que te convertiste en ¡un amante de los perros!, un amante de los perros con locura

Alguno de los puntos principales para conocer qué tanto amas a tus perros es saber cómo ha cambiado tu vida y tu rutina a partir de que estos peluditos llegaron a tu vida, y es que desde que te levantas de la cama por las mañanas todo toma un giro mucho más emocionante, hasta que te acuestas a dormir, cada una de las cosas que hacías diariamente cambiará a partir de la presencia de tus queridos perritos

Estos puntos clave te harán saber si ya llegaste a ese punto de estar completamente obsesionado y loco por los perritos o si todavía estás en el proceso para llegar a ello.

Publicidad

1. Juguetes.

Juguetes.

Crédito: Pet n' Go.

Tu suelo está lleno de juguetes para perros de todo tipo.

2. Pareja de cama.

Pareja de cama.

Crédito: Imágenes Mi.

Te acostumbraste a dormir en un pequeño rincón en tu enorme cama.

3. Babas y mocos.

Babas y mocos.

Crédito: Loca Risa.

Todas tus ventanas tienen manchas y mocos que magicamente aparecen todos los días.

4. Perro vecino.

Perro vecino.

Crédito: Kachorros.

Conoces mejor al perro de tu vecino que a tu propio vecino.

5. Pelos por doquier.

Pelos por doquier.

Crédito: Upsocl.

Aceptaste el hecho de que toda tu ropa y muebles siempre estará lleno de pelos.

6. Bolsas para desechos.

Bolsas para desechos.

Siempre encuentras bolsas de plástico en los bolsillos de tu ropa, en tu bolsa o en tu mochila.

7. Juguetes de caché.

Juguetes de caché.

Crédito: Viralistas.

Le sigues comprando juguetes y camas carísimos aunque él nunca los utilice.

8. Perr-hijo.

Perr-hijo.

Crédito: Pinterest.

Nunca bromeas al decir que tu perro es un pequeño hijo peludo.

9. Más atractivos.

Más atractivos.

Crédito: Pinterest.

Las personas que dicen que tienen un perro te atraen inmediatamente.

10. Desconfianza.

Desconfianza.

Crédito: Muy Mascotas.

Y nunca confías en alguien que dice que no le gustan los perros.

11. Bebeshito precioshito.

Bebeshito precioshito.

Crédito: Tenor.

Le hablas con una voz ridícula todo el día.

12. Despertador natural.

Despertador natural.

Crédito: Mil Fotos.

Es tu despertador todas las mañanas, para que lo saques a pasear.

13. ¡El perro no!

¡El perro no!

Crédito: Facebook.

No te importa cuando muere una persona en una película, pero cuando le pasa algo a un perro tu vida terminó para siempre.

14. Comida inapropiada.

Comida inapropiada.

Crédito: Ok Chicas.

Te preocupas demasiado cuando alguien deja comida muy cerca de tus perros.

15. Perritos callejeros.

Perritos callejeros.

Crédito: Viralistas.

Dejas todo y corres a ayudar a un perro si está intentando cruzar la calle o esta solo y desamparado.

16. Consentidos de Santa.

Consentidos de Santa.

Crédito: Carolina.

Tus perros reciben los mejores regalos de navidad, ¡hasta los envuelves y les pones moño!

17. Demasiadas babas.

Demasiadas babas.

Crédito: Viralistas.

Te acostumbraste al hecho de que siempre te babeará tu perro, hasta extrañas cuando no lo hace.

18. Ropa de pelos.

Ropa de pelos.

Crédito: Upsocl.

Tus amigos solo te regalan ropa que tenga algo que ver con perros.

19. Contagioso.

Contagioso.

Crédito: Kachorros.

Tiendes a decirles todo deletreado porque crees que algún día te entenderán a la perfección.

20. Adiós...

Adiós...

Crédito: Todo Fondo.

Cuando sales de viaje lo que más extrañas es a tu perro.

21. ¿El perro o yo?

¿El perro o yo?

Crédito: El Comercio.

Tu novia o novio cree que amas más al perro que a el o ella.

22. El mejor amigo del hombre.

El mejor amigo del hombre.

Crédito: Buenamente.

Tu perro es tu mejor amigo, tu confidente y el mejor psicólogo que puedas encontrar en el mundo.

23. Tu consentido.

Tu consentido.

Crédito: Dominio Mundial.

No importa tener que recoger las popós, o tener que comprar zapatos nuevos cada mes porque siempre terminan mordidos o que toda tu casa y ropa esté lleno de pelos, sabes que tu vida es mejor con un perro al lado y no lo cambiarías por nada del mundo.

Publicidad
Imagen de administrador
administrador 20/04/2015 0 visitas

¿Qué te pareció?