Estos son los parásitos más terroríficos y desagradables que existen en el mundo

Aunque se vean terriblemente desagradables, no son tan malos.
Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 16/06/2015 0 visitas

El reino animal se compone de miles y miles de especies diferentes, algunas de las que tal vez todavía no se tiene registro aún y es que en muchas ocasiones se han seguido encontrando nuevas especies animales en recónditos lugares de nuestro planeta, lo que amplía mucho más el conocimiento sobre la fauna y demás especies de animales, parásitos y bichos en nuestro planeta. Y aunque muchos no los consideren como animales, los parásitos son parte del reino animal y aunque sean terriblemente desagradables, tienen un propósito en la cadena alimenticia y también para mantener un equilibrio en el mundo.

Los parásitos son algo con lo que nunca queremos encontrarnos, pues la idea de tener un animal o insecto viviendo dentro de nuestro cuerpo puede ser fuente de enfermedades y malestares que cargaríamos por un buen tiempo, al menos hasta la muerte del parásito o que decida que ya no necesita de nuestro cuerpo como anfitrión.

Afortunadamente la mayoría de los siguientes parásitos no son una amenaza para los humanos, aunque no por ello se vuelven menos perturbadores y desagradables a la vista, sin embargo, tienen características muy interesantes que no está de más saber y que seguramente te sorprenderán, porque aunque son pequeños tienen grandes propósitos.

1. Sanguijuela.

Sanguijuela.

Crédito: Memes de Sociales.

Este parásito suele alimentarse de pequeñas cantidades de sangre de su anfitrión y suelen habitar los bosques lluviosos o lugares húmedos. Llegan a adherirse a la gente para chupar la sangre.

2. Chinches.

Chinches.

Crédito: Memes de Sociales.

En varios países las chinches son bastante comunes y puede volverse una tarea muy difícil el poder deshacerse de este parásito. Prefieren la sangre humana como fuente de alimento.

3. Rezno o tórsalo.

Rezno o tórsalo.

Crédito: Memes de Sociales.

Comúnmente confundidas con las moscas regulares, estos parásitos son generalmente pequeños y algo peludos. Suelen poner sus huevos en los vientres de diferentes moscas y mosquitos y al aterrizar pueden introducirse bajo la piel. Su periodo de gestación puede durar hasta 8 semanas dentro de la piel de su anfitrión, para luego salir al exterior en forma de crisálida y tras varias semanas más nacerá ya en su etapa adulta.

4. Cymothoa exigua.

Cymothoa exigua.

Crédito: Memes de Sociales.

También conocido como pijo devora-lenguas, suelen introducirse al interior de varios peces por sus branquias para después adherirse a la lengua de su anfitrión y alimentarse de su sangre. Con el tiempo la lengua se atrofia y desintegra, pero este parásito reemplaza la función de la misma.