Criaturas asesinas muy absurdas que han protagonizado películas de Hollywood

Imagen de Ramiro Vargas
Ramiro Vargas 07/04/2017 0 visitas

El cine de terror es un género que no requiere de muchos recursos para poder triunfar en la gran pantalla. Incluso llega a ser uno de los mejores géneros en el que completos desconocidos se han dado a conocer, ya sea que se trate de un actor, director o guionista.

Pero la razón por la que estos filmes llegan a ser muy redituables es porque muchos de ellos resultan ser más baratos de realizar que los grandes filmes de superhéroes o que los dramas históricos de época, por mencionar algunos, ya que la realización de sus monstruos y de más elementos son posibles de hacer con recursos limitados.

Aunque en ocasiones se han hecho algunos de los monstruos más ridículos jamás pensados, y en esta lista te mostramos algunos de los peores monstruos de los filmes de terror que han sido tan malos que en lugar de causar horror, han sido causa de risa y pena ajena.

1. Oso psíquico.

Oso psíquico.

Crédito: CBR.

La película "Bear" de 2010, podría haberse vuelto el nuevo "Tiburón" de haber manejado una trama sencilla, pero no solo su mala producción la condenaron al olvido, sino que la revelación de que el oso cuenta con poderes psíquicos la han vuelto una de las peores películas de terror de las últimas décadas.

2. Payasos extraterrestres asesinos.

Payasos extraterrestres asesinos.

Crédito: Crave Online.

El filme de 1988 "Killer Klowns From Outer Space" introdujo a esta raza de payasos alienígenas que podrían haber sido más terroríficos si su origen y desarrollo no fuese tan descabellado, pues "Eso" aterrorizó a millones de personas dos años antes.

3. Orca asesina.

Orca asesina.

Crédito: CBR.

Estar frente a una orca seguramente sería algo realmente aterrador por lo agresivas que resultan con sus presas, y tratando de aprovechar la fiebre de "Tiburón", el filme de "Orca" trató de aterrar a sus espectadores, aunque sin tener los resultados esperados.

4. Lámpara asesina

Lámpara asesina

Crédito: Crave Online.

Las películas de "Amityville" siempre se han centrado en crear lugares malditos, pero la cuarta entrega de estas películas realizada en 1989 nos presentó a uno de los más ridículos monstruos jamás creados: una lámpara asesina.