Animales rebeldes a los que no les importa nada lo que piense la gente

Publicidad

Los animales se han vuelto más importantes hoy en día para las personas, afortunadamente ya existen muchas más personas que se dedican a protegerlos y a informar al resto sobre cómo se les debe tratar, qué cuidados deben tener, las especies en peligro de extinción y cómo apoyar a diferentes organizaciones para proteger y cuidar tanto a los animales domésticos como a los animales salvajes y animales que viven en cautiverio o en reservas especiales.

Pero además de darle una gran diversidad a nuestro planeta, los animales también pueden ser una fuente de mucha diversión pues suelen tener graciosas ocurrencias, y lo que es más, no les importa en lo más mínimo lo que otros piensen sobre ellos. En esta ocasión te traemos a algunos animales que se rebelaron y sin importarles nada más hicieron de las suyas pero de las formas más graciosas que seguramente te sacarán una sonrisa si estás triste o de malas hoy.

Publicidad

1. Pato sobre pato.

Pato sobre pato.

Él quería tomar un descanso sin importar en dónde o sobre quién.

2. Anda, vomita...

Anda, vomita...

No importa qué tan enferma estaba la chica, al gato no le importó ni un pepino.

3. Camuflado.

Camuflado.

Seguro el venado pensó que nadie lo notaría entre las mascotas.

4. El niño en el pesebre.

El niño en el pesebre.

Mejor dicho, gato en el pesebre y le importa poco que sea el nacimiento.

5. Paso, paso, paso, paso.

Paso, paso, paso, paso.

El problema es que el pato no sabe leer 'cemento fresco' o tal vez de verdad no le importó arruinarlo todo.

6. Compermisito.

Compermisito.

Esta gallina sí que tuvo agallas o... huevos para quitarle la comida al gato.

7. Corderito malévolo.

Corderito malévolo.

Y se le fue con todo al pobre niño... Que tal vez algo le hizo al corderito.

8. No me quito.

No me quito.

No importa qué tan fuerte actives los limpiadores, el cuervo no se moverá de lugar.

9. Pastel de cumpleaños.

Pastel de cumpleaños.

"¡Te dije que no quería pastel!"

10. Voy pasando.

Voy pasando.

Día casual, una vaca entra como Pedro por su casa a tu hogar.

11. Al agua patos.

Al agua patos.

Y dicen que los perros no son malévolos ni descarados...

12. Valentía.

Valentía.

Ya quisiera yo tener el valor que tuvo esa cabra para pasar entre tanto cocodrilo.

Publicidad

¿Qué te pareció?