Mutaciones genéticas que pueden originarse por relaciones extrañas

¿Ya conocías estos tipos de mutaciones genéticas generados a partir de relaciones entre familiares?
Imagen de mitziarlene
mitziarlene 26/05/2017 0 visitas

La genética se denomina mutación genética, mutación molecular o mutación puntual a los cambios que alteran la secuencia de nucleótidos del ADN. No se debe confundir con mutación génica, que se refiere a una mutación dentro de un gen. Estas mutaciones en la secuencia del ADN pueden llevar a la sustitución de aminoácidos en las proteínas resultantes. Un cambio en un solo aminoácido puede no ser importante si es conservativo y ocurre fuera del sitio activo de la proteína.

Diferentes tipos de mutaciones genéticas pueden tener también distintas causas, una de ellas puede ser el incesto de los padres de quien sufre la mutación genética, pues al combinar ADN similares o de familiares, el bebé que sea producto de esa relación puede tener condiciones severas como algunas de estas mutaciones genéticas.

Existen tres tipos de mutaciones genéticas:

  • Molecular: Son mutaciones a nivel molecular y afectan la constitución química de los genes, es decir a la bases o “letras” del ADN.
  • Cromosómico: El cambio afecta a un segmento de cromosoma, por tanto a su estructura. Estas mutaciones pueden ocurrir porque grandes fragmentos se pierden, se duplican o cambian de lugar dentro del cromosoma.
  • Genómico: Afecta al conjunto del genoma, aumentando el número de juegos cromosómicos o reduciéndolo a una sola serie o bien afecta al número de cromosomas individualmente, como la trisomía 21 o Síndrome de Down.

Hoy te presentamos cuáles son las mutaciones genéticas que son el resultado de relaciones entre familiares y cómo esto afecta a las personas que sufren de estas raras condiciones.

1. Cráneo deforme.

Cráneo deforme.

Crédito: Pinterest.

Si te fijas en las representaciones de cómo eran los egipcios, podrás notar que su cráneo era un tanto alargado, esto se debía al incesto ya que en esos tiempos los hermanos y hermanas se casaban, incluso madres e hijos y este era en gran parte el resultado de las relaciones incestuosas.

2. La quijada de Habsburg.

La quijada de Habsburg.

Crédito: Pinterest.

La casa de los Habsburg llegó al poder a mediados de los 1400 y hasta los 1700 pero durante ese tiempo hubo muchas relaciones de incesto debido a que querían mantener sus intereses así que se arreglaban matrimonios entre familiares, desafortunadamente los hijos pagaron con esta condición en que nacían con las quijadas deformes, más largas o fuera de su lugar.

3. Sin uñas.

Sin uñas.

Crédito: Daniele Dance.

En algunos casos de hijos de relaciones entre parientes, los niños han nacido sin uñas, es uno de los múltiples desórdenes genéticos que pueden presentar los bebés productos de relaciones incestuosas.

4. Hemofilia.

Hemofilia.

Crédito: Univisión.

Otra condición que presentan los hijos de relaciones entre parientes es la hemofilia que una enfermedad donde la sangre no coagula de la forma correcta y se produce en muchas ocasiones un sangrado excesivo de manera interna o externa.